junio 21, 2024

¿Por qué el Océano Pacífico es más alto que el Océano Atlántico y cómo afecta esto al Canal de Panamá?

¿Por qué el Océano Pacífico es más alto que el Océano Atlántico y cómo afecta esto al Canal de Panamá?

Entre el Océano Pacífico y el Océano Atlántico hay una diferencia de elevación de unos 20 cm.

Aunque pueda parecer una diferencia sutil, tiene implicaciones importantes para la circulación oceánica, el clima global, la navegación e incluso grandes hazañas de ingeniería como el Canal de Panamá.

Esto se tiene en cuenta al establecer rutas de barcos, operaciones petroleras en alta mar, pesca, búsqueda y rescate, contramedidas contra derrames de petróleo y operaciones en alta mar.

Te sorprenderá saber que las aguas de Chile, Perú, Ecuador o Colombia son más altas que las de Argentina, Brasil o Uruguay.

Los océanos Atlántico y Pacífico están conectados y forman una masa continua de agua salada que cubre más del 71% de la superficie terrestre.

Pero si es continua, ¿cómo saben los científicos que hay una diferencia de altura?

Los océanos Atlántico y Pacífico están conectados y forman una masa continua de agua salada que cubre más del 71% de la superficie terrestre – Foto: Getty Images/Via BBC

“La altura de la superficie del mar es un factor que se puede estudiar desde el espacio”, le dice a BBC Mundo Susana Buchan, oceanógrafa y profesora visitante de la Universidad de Concepción en Chile.

Y añade: «Utilizando los satélites se puede estudiar la temperatura y la clorofila… Estos son los parámetros que solemos ver desde el espacio para entender los diferentes procesos físicos que ocurren en el océano y que afectan a la vida marina».

Para obtener una imagen completa del terreno marino, además de la red de mareógrafos que determinan el nivel del mar en puntos concretos, los científicos utilizan mediciones satelitales.

Los satélites de altimetría, como el Jason 3 de la NASA y la ESA, envían pulsos de radar hacia la superficie del mar y miden el tiempo que tarda la señal en regresar.

Esta información permite calcular la altura de la superficie del océano con una precisión de unos pocos centímetros.

Los datos, recopilados durante décadas, permiten crear modelos detallados de la superficie del mar y revelan diferencias de elevación a escala global.

Hay una combinación de varios elementos que explica esta diferencia.

Pero hay fuerzas que hacen que la diferencia de altura sea permanente. Echa un vistazo a algunos de ellos a continuación.

El ejemplo más famoso que utilizan los expertos para explicar este fenómeno es el del agua y el aceite de oliva. Si ponemos los dos elementos en una taza, inmediatamente vemos que el aceite -que es el menos denso- flota.

“Es muy sencillo. El ejemplo del aceite de oliva lo demuestra, pero si lo trasladamos a lo que ocurre en el océano, digamos que ponemos agua salada en un vaso y agua dulce en el otro y conectamos los dos recipientes del fondo con otro. manguera pequeña”, dice Osvaldo Ulloa, director del Instituto de Ciencias Milenio de los Océanos de Chile, y también académico de la Universidad de Concepción.

«Así que uno podría pensar que el agua salada y el agua dulce se encontrarían en el punto medio, pero ese no es el caso», explica. «Se moverán ligeramente hacia el agua dulce, porque las presiones lo compensarán».

Esta densidad, que provoca la diferencia de altitud, se debe a la salinidad: el océano Atlántico es más salado que el océano Pacífico.

“La verdad es que uno podría pensar que como los océanos están conectados, deberían estar al mismo nivel, pero el Atlántico es más bajo, y eso tiene que ver con la densidad. El Atlántico es más denso que el Pacífico, entonces las presiones se equilibrarán. hacia afuera en profundidad. La parte más densa empujará un poco más la parte menos densa.

En este punto, la cadena montañosa que atraviesa América cobra un especial protagonismo.

“Los Andes, las montañas costeras y las Montañas Rocosas de América del Norte crean una barrera que provoca más lluvia en el Océano Pacífico y lo hace menos salado”, afirma el experto.

La menor salinidad del Océano Pacífico contribuye a la diferencia de elevación.

Otro factor que contribuye a la diferencia de altitud es la temperatura del agua, que es otra propiedad física que afecta la densidad.

El agua cálida es menos densa que el agua fría y las diferencias de temperatura entre los océanos pueden provocar diferencias en el nivel del mar.

El Océano Pacífico tiene una temperatura promedio ligeramente más alta que el Océano Atlántico, lo que lo hace un poco menos denso.

Y recordemos: menos denso significa más tiempo.

La topografía del fondo marino también influye en la distribución del agua y, por tanto, del nivel del mar.

En las zonas más profundas, las fosas oceánicas, como la Fosa de las Marianas, tienen más de 11 kilómetros de profundidad.

Los montes submarinos y las cadenas montañosas actúan como obstáculos al movimiento del agua.

«El océano tiene muchas estructuras internas que modifican fundamentalmente la vida en el mar, por lo que estos cambios en el nivel del mar pasan por muchos de estos procesos oceanográficos», dice Buchan.

Es así como las cadenas montañosas submarinas, las llanuras abisales y las fosas oceánicas pueden influir en la circulación oceánica y generar variaciones en la altura de la superficie del mar.

El profesor de la Universidad de Concepción dice: “Específicamente en América Latina estamos asistiendo a otro proceso relacionado con la presión atmosférica y los vientos asociados a la Corriente de Humboldt, que es una corriente fría”.

“Se puede imaginar que en el Pacífico tenemos vientos que empujan el agua desde Chile hacia Indonesia. Esto también significa que entre Chile, Perú e Indonesia, por el otro lado, la altura de la superficie del mar es diferente debido a este proceso del viento.

¿La altitud se ve afectada por el cambio climático y el aumento del nivel del mar?

Según él, esto se debe al hecho de que los océanos se están calentando de manera heterogénea.

Es decir, cuando hablamos de cambio climático no podemos pensar que afectará a todas las regiones de la misma manera. Hay zonas que se verán más afectadas y otras que se verán menos afectadas”.

¿Cómo afecta al Canal de Panamá?

La vía navegable más famosa de América también se ve afectada por la diferencia de altitud entre los océanos Pacífico y Atlántico, dos océanos que conecta a través de su sistema de esclusas que permite la navegación de los barcos, uniendo las dos partes navegables a diferentes niveles.

Si el canal fuera un mar abierto y no tuviera esclusas, es decir, si hubiera una conexión directa de alguna manera, se formaría una corriente que fluiría desde el menos denso Océano Pacífico hacia el Océano Atlántico.

El encuentro crearía una corriente que haría peligrosa la navegación porque “las mareas de ambos lados tendrían fases opuestas en cada costa de Panamá, por lo que si hubiera un canal al nivel del mar, por él pasarían grandes corrientes de marea”, explica. . Centro Oceanográfico Nacional del Reino Unido.

“La analogía, aunque imperfecta por muchos otros factores, es comparar a Panamá con el Paso de Drake, en el extremo sur de Chile, que fluye de oeste a este”, añade el sitio web del servicio.

«Se necesitan barreras en el Canal de Panamá porque el canal se extiende sobre colinas y utiliza lagos de montaña, por lo que serían necesarias barreras incluso si el nivel del mar fuera el mismo en ambos lados».