julio 3, 2022

Morelos Habla

España en España es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

La semana laboral de cuatro días se está convirtiendo en una realidad en Europa, pero no solo está relacionada con el bienestar de los trabajadores

Los expertos advierten que hay un problema político y económico detrás de estos beneficios, señalando que esta medida es posible en Brasil, pero es necesario centrarse en la educación y las políticas públicas.

Pixabay / Kay PilgerUnas 70 empresas han adoptado el proyecto piloto durante 4 días a la semana en el Reino Unido

Dos cambios en la forma en que trabajamos en Europa Fama ganada recientemente: la implementación de cuatro días a la semana en Reino Unido Y permiso de menstruación para mujeres en España. Ambas medidas tienen como objetivo mejorar el bienestar de los empleados y aumentar la productividad. Según Joe O’Connor, CEO de 4 Day Week -un proyecto encargado de reducir la jornada laboral- «A medida que salimos de la pandemia, cada vez más empresas se dan cuenta de que la nueva frontera de la competencia es la calidad de vida», que es lo que hace que “trabajar con una jornada laboral reducida y el foco en la Producción es una forma de darles una ventaja competitiva”.

El proyecto tendrá una duración de seis meses y comenzó el lunes seis, en 70 empresas de Reino Unido, y 3.300 empleados participarán en el proyecto piloto. Durante este tiempo, observarán cómo «los empleados responderán a un día libre adicional en términos de estrés, agotamiento y satisfacción en la vida laboral», explica Juliet Shore, profesora de sociología en Boston College e investigadora principal del piloto. Desde principios de 2022, se ha convertido Organización Mundial de la Salud (OMS) Comenzó a ver el agotamiento como una enfermedad, un fenómeno asociado con el desgaste laboral y ocupacional. Este experimento pretende combatir este fenómeno que se ha desarrollado durante la pandemia. Sin embargo, no es nueva: otros países ya han adoptado esta medida en su día a día, como Emiratos Árabes Unidos, Islandia, Bélgica, Estados Unidos y Japón.

Japón

La semana de 4 días siempre ha sido una realidad en Japón y se implementó como una forma de impulsar la economía │ Pixabay / Sofia Terzoni

Sin embargo, a pesar de apreciar el bienestar y la productividad profesional, Shore cree que ese no será el único beneficio. «La semana de cuatro días generalmente se considera una política de triple dividendo, que ayuda a los empleados, las empresas y el clima». Los especialistas van más allá y dicen que este cambio atañe también al tema económico del país. Jouberto Cavalcante, profesor de derechos laborales en Mackenzie, dice que el tema no es nuevo y que hace tiempo que ronda en la comunidad porque “los trabajadores están empezando a exigir algunos beneficios, incluyendo horas de trabajo”. Esto tiene relación con que “los estados ya no tienen fuerza frente a la fuerza económica que ha comenzado a dictar las reglas, ya que los países no pueden avanzar en derechos sociales”, explica Cavalcanti, y agrega que cuando los trabajadores tienen más tiempo, pueden dedicarse al trabajo Otros trascienden su bienestar. «En Japón la propuesta era económica. Reduces el viaje y dinamizas la economía», apunta, recordando que hay un incentivo para que «los japoneses hagan pequeños viajes y salgan a caminar más». Concluye: «Esto no es algo para pensar solo en el lujo».

READ  Luego de agredir a su esposo, la mujer le dijo a la policía que tenía que "apuñalar un poco más"

Un escenario similar ocurre cuando se trata de tener el período libre. Hay quienes abogan y dicen que es una forma de igualdad para las mujeres. Sin embargo, también se discute cómo puede dificultar la contratación de estos profesionales porque tienen otro beneficio. Para Adriana Gomes, directora de Empleos de la ESPM, este es un tema de política pública y complicará la contratación de mujeres porque ya existe una ley que dice que cuando una persona tiene una enfermedad puede ausentarse del trabajo y esto debe implementarse para menstruación abundante. . La ginecóloga Erica Mantelli dice que este decreto regirá para las mujeres que sufren de dolor menstrual y que pueden padecer endometriosis y adenomiosis. Ella dice que se necesita algo más que un proyecto de ley, conciencia sobre la «menstruación dolorosa» y que este tipo de problema no debe normalizarse. «La menstruación es un fenómeno fisiológico y ya no debería ser un estigma».

La pandemia ha fomentado algunos cambios en la forma en que trabajamos, como la oficina en casa y el trabajo híbrido, y tiende a ser más común. Cada vez habrá más cambios, muchos de ellos relacionados con la creciente sofisticación de la tecnología y la nueva generación, dice Fabiola Marques, profesora de Derecho del Trabajo de la PUC. “Van a suceder más rápido, y es una tendencia, un camino sin retorno”, señala. Adriana Gómez está de acuerdo. Para ella, “es importante estar al tanto de lo que está pasando en el mundo, y la epidemia ha provocado un cambio de paradigma”. Ed Siegel, director ejecutivo de Charity Bank, que participa en el programa piloto Semana de 4 días, está entusiasmado con los trabajos más flexibles. Dice que abogó por este enfoque durante mucho tiempo, sin embargo, «la pandemia realmente ha cambiado los objetivos». El CEO da algo de contexto y dice que “el concepto del siglo XX de una semana laboral de cinco días ya no es apropiado para los negocios del siglo XXI”. Siegel cree que cuatro días a la semana sin cambios en el pago o los beneficios creará una fuerza laboral más feliz y «tendrá un impacto positivo similar en la productividad empresarial, la experiencia del cliente y la misión social».

Ed Segal - Director ejecutivo - Banco benéfico

Ed Segal, CEO de Charitable Bank │ Divulgación: Campaña 4 días a la semana

Para el neurólogo Fabiano Abreu, “demasiada indolencia pierde ritmo y el cerebro se adapta, lo que lleva al ahorro de energía”. Sostiene que «uno o dos descansos alternos en un período determinado son necesarios para la homeostasis del organismo». Cuando se le pregunta sobre aumentar la productividad reduciendo las horas de trabajo, Abreu señala que esto varía de persona a persona porque “tienen un cerebro que logra una eficiencia en poco tiempo que resuelve lo que otros no pueden”. El experto también señala que no solo la flexibilidad hace que las personas sean más productivas. También hay otros puntos que las empresas deben trabajar, como la optimización y gestión del tiempo, el potencial de crecimiento y las inversiones en ciclos, horarios y espacios flexibles.

READ  Agencia: Presidente de Burkina Faso detenido en campamento militar | Globalismo

Los expertos difieren en su posición sobre la implementación de cuatro días a la semana en Brasil. Para Cavalcante, este procedimiento es difícil de adoptar aquí. Según él, «no habrá reducción de jornada en el país». Adriana cree que este escenario podría ser un sueño, aunque lleva un tiempo que se convierta en realidad. Sin embargo, citó factores importantes a tener en cuenta. “Si esto es una ley, se complica mucho por la inconsistencia que tenemos”. A diferencia de los países donde se está probando este método, “en Brasil tenemos una tasa de desempleo muy alta relacionada con la falta de calificación”. Fabiola sigue la misma lógica. El docente dice que es posible adoptar este tipo de servicio y cree que es una forma de reducir el número de desempleados. Sin embargo, para ello es necesario invertir en “educación y tecnología para que los empleados puedan abrazar este nuevo mercado emergente”.