septiembre 28, 2022

Morelos Habla

España en España es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Longevidad: lecciones para inversores

¿Alguna vez te has preguntado qué tuvo que ver la Reina de Inglaterra, Isabel II, con sus inversiones? Es una pregunta difícil y parece inútil, ¿no? Sin embargo, por toda la aparente aleatoriedad que implica esta respuesta, existe una realidad ineludible en nuestras vidas: la muerte.

Aunque es imposible escapar del final de la vida, los recientes acontecimientos en la sociedad han aumentado considerablemente la esperanza de vida de las personas, como fue el caso de la reina Isabel, y este cambio tiene un impacto en muchas áreas de nuestras vidas.

Veamos, entonces, en qué medida la longevidad y la Reina de Inglaterra se relacionan con su dinero y la forma en que ve sus inversiones.

La muerte de la reina Isabel II ocupó las portadas de todos los diarios del mundo y apareció en reportajes sobre los más diversos temas. No fue por lo menos. El rey gobernó durante más de 70 años, uno de los reinados más largos registrados en la historia de la humanidad, y tuvo una fuerte presencia, tanto dentro de la familia real como en la sociedad. Reino Unido.

Uno de los temas más discutidos en los artículos, que me parece muy relevante en el contexto actual, es el aumento de la esperanza de vida y los diversos impactos en la vida cotidiana de las personas y, en definitiva, en la estructura de la sociedad en su conjunto.

El beneficio de una larga vida no se limita a la monarquía británica. El Homo habilis, los primeros humanos que habitaron la Tierra hace más de 2,5 millones de años, vivió casi 30 años, mientras que la esperanza de vida actual es varias veces mayor.

READ  Macron y Marine Le Pen competirán en la segunda ronda

Este aumento es resultado de la mejora de la calidad de vida de las personas y de los avances en medicina y tecnología en general. Sin embargo, tiene un gran impacto en la vida de todos, ya que genera las más diversas demandas en áreas como la salud, la psicología, la alimentación y, en particular, las finanzas y la seguridad social, que es el tema principal de este artículo.

El reflejo de la longevidad en la forma en que se ven las finanzas personales es un tema relevante en todo el mundo hoy, y ha provocado muchas discusiones recientes e incluso reformas de los planes de pensiones públicos y privados en muchos países, incluido Brasil.

La expectativa de vida promedio de los brasileños, que era de 52 años en la década de 1960, está mejorando con el tiempo y ahora ronda los 77 años, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Dado que en el mundo de la economía todo es relativo, esta ventaja de aumentar los años de vida también conlleva la necesidad de aumentar la acumulación de capital para poder pagar las facturas cuando nuestra capacidad productiva decaiga. Según estadísticas recientes de Serrassa, hay más de 11 millones de personas mayores de 60 años endeudadas, un triste dato que refleja la falta de educación financiera del brasileño medio y el aumento de la esperanza de vida.

La Reina ha sido valorada en cientos de millones de dólares y, por supuesto, es la excepción a la regla. Para el inversionista promedio, que no posee la riqueza de la familia real como legado A su disposición es necesario pensar en la herencia de manera planificada y ordenada, a riesgo de experimentar dificultades financieras a la llegada de la tercera edad.

READ  Israel descubre que la tercera dosis de la vacuna reduce significativamente el riesgo de infección por Covid-19 | Coronavirus

El secreto es pensar a largo plazo

Para comprender la filosofía de la inversión a largo plazo, es importante comprender la dinámica de la creación de riqueza. De manera muy resumida, la construcción del patrimonio de los pueblos se puede dividir en cuatro etapas:

  1. Cuando son niños/adolescentes dependen de sus padres y/o tutores para su sustento;
  2. Cuando son jóvenes, comienzan a generar sus propios ingresos, pero por lo general esto no es suficiente para ahorrar de manera significativa. Entonces, las personas ascienden en sus puestos de trabajo, aumentan sus ingresos y pasan a la siguiente etapa.
  3. acumulación de capital
  4. La etapa de fructificación, que es la última etapa de la vida, durante la cual una persona realmente pierde su capacidad productiva y utiliza los activos acumulados a lo largo de su vida para mantenerse.

Con fines educativos, centraremos nuestro análisis en la mentalidad necesaria del inversor durante la tercera etapa, la acumulación de capital.

La reina Isabel II dijo una vez: “Vale la pena recordar que a menudo son los pequeños pasos, no los grandes saltos, los que provocan el cambio más duradero”. La frase traducida libremente significa que por lo general son los pequeños pasos, no los grandes saltos, los que producen los resultados más duraderos. Llevando este tema a las realidades del mundo de las inversiones, podemos resumir este pensamiento en una palabra: disciplina.

En la práctica, esto significa que para protegerse contra el riesgo de longevidad en una cartera de inversiones, debe prevalecer un enfoque a largo plazo y un compromiso con las inversiones recurrentes.

Los principales inversores, considerados expertos en los mercados financieros, han hecho sus fortunas a lo largo de los años mediante un proceso de asignación de capital ordenado y disciplinado. Quizás una de las frases más célebres en este sentido proviene del megainversionista Warren Buffett, quien dijo una vez que el mercado financiero es una máquina de transferir riqueza del impaciente al paciente.

READ  Guerra de Ucrania: Rusia arresta a cientos para protestar por la retirada de los reservistas | Ucrania y Rusia

Además, en tiempos de redes sociales y marketing digital, es importante enfatizar que los inversionistas deben evitar traer anuncios que ofrezcan la oportunidad de enriquecerse en poco tiempo con rendimientos absurdamente altos.