mayo 18, 2024

¿El vino es bueno para el corazón?  El alcohol tiene una relación de amor-odio con la salud

¿El vino es bueno para el corazón? El alcohol tiene una relación de amor-odio con la salud

¿Existe alguna diferencia entre las bebidas alcohólicas fermentadas y destiladas en términos de efectos protectores?

Sí, en realidad una diferencia muy clara. Las bebidas fermentadas como el vino y la cerveza son las que pueden añadir efectos protectores, ya que son ricas en vitaminas y antioxidantes. Las bebidas destiladas, como el whisky y el vodka, son ricas en calorías y su consumo está asociado a cuestiones culturales y de disfrute personal.

Evidentemente todo en exceso es malo, y no es diferente el consumo de bebidas alcohólicas. En situaciones bien planificadas y controladas, cantidades pequeñas o moderadas de alcohol pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Esto no significa que debamos generalizar este hábito sin el apoyo médico adecuado, sobre todo porque existe el riesgo de desarrollar latidos cardíacos irregulares después de beber alcohol. Además, los efectos protectores del alcohol se observan mejor a partir de los 40 años.

Al final, en una relación de amor-odio como esta, quién gana es lo de menos, ya que lo principal es vivir con hechos concretos, y entender cuál es la mejor estrategia para cada persona, teniendo en cuenta su estilo de vida y sus objetivos.

Decir que el consumo de alcohol protege la salud cardiovascular es siempre muy acertado, y requiere mucha atención y, sobre todo, una cuidadosa comprensión de la evidencia científica.

READ  Acuerdo entre salud y educación trae transformación digital al SUS