Partidos políticos están afiliando ‘a la mala’ a ciudadanos – Recuento de Daños 12-02-2018

/ Por
recuento de daños vicente
Partidos políticos están afiliando a 'a la mala' a ciudadanos - Recuento de Daños 12-02-2018
Aumentar tamaño de texto
A A =

Milenio publicó con información del INE, que los partidos políticos están afiliando a ‘a la mala’ a ciudadanos.

El instituto, recibió quejas de mil ciudadanos, inscritos sin su permiso y, desde 2017 a la fecha, recibió 4,300 denuncias por afiliaciones indebidas. 48% de casos se concentra en 5 estados: Edomex (204), CDMX (138), Aguascalientes (55), Chiapas (51) y Jalisco (46)

Qué pasa con el costoso sistema de fiscalización del INE y organismos como Fepade y TEPJF. Recientemente, comentamos que a seis años de la elección presidencial, sancionó a partidos que violaron la ley con el uso de tarjetas para fines electorales.

En 2015, Eduardo Huchim, advirtió en las pesquisas “desorden y deficiencia”, con “demoras frecuentes”, como en la elección de 2012. “Desde entonces, la deficiente y sospechosa Unidad de Fiscalización, no fue capaz de destacar ni siquiera un porcentaje del gasto″

En 2014, militantes del PAN en Puebla y Chihuahua denunciaron la filiación forzada y la investigación tomó tres años. Hasta 2017, el INE multó con $67 millones al PRI, PVEM, PRD, MC, PT y Panal. El PRI, inscribió al mayor número (1,551 personas) y lo sancionaron con $56 millones. No pagaron. El INE se tardó en hacer su investigación, y el Tribunal Electoral estableció una caducidad, no establecida en la ley.

La Fepade de Santiago Nieto metió al congelador –dos años- la denuncia por fraude electoral, del alcalde de Cuernavaca y su secretario técnico. Fue sustituido por transgredir el Código de Conducta de la PGR, al hacer público el contenido de una averiguación, en el caso Odebretch. Violó el debido proceso, con lo que “daño”, el procedimiento y permitió dar carpetazo al tema que llegaría hasta la Presidencia de la República. En El Universal, Nieto pide para el Impepac $260 millones, por encima de los $146 millones solicitados por los consejeros. Siguen los daños y la pérdida de confianza