abril 15, 2024

Una mujer dice que ‘ganó la lotería’ después de someterse a una cirugía para la enfermedad de Parkinson en SP |  Más salud

Una mujer dice que ‘ganó la lotería’ después de someterse a una cirugía para la enfermedad de Parkinson en SP | Más salud

Tomografía de una cirugía para la enfermedad de Parkinson en Santos, en la costa de Santos – Foto: archivo personal

Un neurocirujano funcional de Santos, en la costa de São Paulo, este año celebra el 20º aniversario de la primera cirugía de la enfermedad de Parkinson realizada en la ciudad. Para hablar de ello, el gramo 1 Habla con el Dr. André Luis Domingues, así como con un paciente que ganó longevidad gracias a un procedimiento realizado hace dos décadas. Para ella, la cirugía fue como «ganar la lotería».

  • Publicar en WhatsApp
  • Compartir en telegrama

Según Domingues, el procedimiento no es sencillo, pero es capaz de generar cambios en la vida del paciente. “La cirugía tiene como objetivo estimular el cerebro del paciente para reducir los principales síntomas de la enfermedad de Parkinson, que son los temblores, la rigidez muscular, la lentitud de movimientos y los cambios en el equilibrio postural”, explica.

Según el médico, la cirugía es muy compleja y tiene como función modificar las células del cerebro con nervios, y buscar un resultado que brinde una mejor calidad de vida. «Implantamos electrodos en el cerebro que estimulan minúsculamente las células, en puntos estratégicos. Cuanta más estimulación, mejor», continúa Domingues.

Colocación de electrodos en el cerebro durante la cirugía de Parkinson en Santos – Foto: archivo personal

Según el médico, el procedimiento no cura la enfermedad de Parkinson, pero es una forma más eficaz de reducir los síntomas, ayudando a una persona a prolongar la vida. “El médico controla los electrodos y puede determinar, según la evolución del paciente, si necesita aumentar o disminuir la potencia”, explica.

enfermo

Una de las pacientes que se sometió a este procedimiento en el hospital, Arlette Araujo Rosa, fue diagnosticada con la enfermedad de Parkinson a los 48 años. dijo el gramo 1 Que al principio de la enfermedad era difícil vivir con cambios negativos. «Hoy en día, las computadoras portátiles vienen con una tarjeta gráfica de alta gama. Estaba perdiendo fuerza en las piernas, los músculos y casi toda la parte inferior del cuerpo. Perdí la independencia», dice.

El jubilado estuvo 12 años en medicación. Traté de aliviar los síntomas con ejercicios físicos y medicamentos. Estaba temblando mucho y él [meu corpo] No contestó. Con dificultad caminaba y perdía la esperanza en la vida”, dice Arlette.

En 2013, Arlete fue remitido para cirugía. “Cuando escuché que había una posibilidad, la tomé. Me hicieron todas las pruebas neurológicas y motoras, y luego me aprobaron por protocolo. Como estaba en mi cabeza, tenía un poco de miedo, pero era una oportunidad para seguir viviendo. Y fue lo mejor de mi vida».

A sus 72 años, Arlette se siente mucho más joven. «He recuperado mi motivación, y hoy tengo una sensación de libertad y energía en mis piernas. En estos 10 años más o menos, después de la cirugía, siento mi coordinación motora más activa y más fuerte. Si tiene la enfermedad de Parkinson, le recomiendo buscar de posibilidades, te has ganado la lotería”, concluye Arlette.

como es la cirugia

Incisión en el lado derecho e izquierdo del cerebro después de la cirugía de Parkinson en Santos – Foto: archivo personal

Según el médico, el resultado de la cirugía aún está en quirófano. “Durante el procedimiento quirúrgico se le pide al paciente que realice movimientos específicos, mientras tanto se estimula el cerebro con electrodos, al observar la mejoría en los movimientos logramos estabilizar el temblor y la rigidez”, explica el neurocirujano.

También dice que la cirugía dura unas seis horas y que la recuperación es rápida. “Por lo general, el paciente es dado de alta del hospital 24 horas después de la operación”, dice.

¿Quién recomienda la cirugía?

El médico explica que no existe una edad mínima para el inicio de la enfermedad de Parkinson y que la enfermedad alcanza su punto máximo entre los 60 y los 70 años. Para realizar la cirugía existe un protocolo guía definido por la Organización Mundial de la Salud.

“Entre los ítems, el paciente debe tener un nivel de deterioro motor, un nivel cognitivo, tener al menos cinco años de diagnóstico y tener una evolución normal de la enfermedad, como movimientos involuntarios inducidos por levodopa. [medicação de base para a doença]el explica.

Además, dice, el paciente es derivado a un neurocirujano ya un neuropsiquiatra. «En estas otras etapas se examina la salud mental, motora y sensorial. También es necesario evaluar el organismo del individuo con y sin medicación», dice.

Vídeos: g1 en 1 minuto Santos