abril 14, 2024

Un estudio dice que Venus puede contener vida tal como la conocemos

Un estudio dice que Venus puede contener vida tal como la conocemos

Durante décadas, los astrónomos han especulado sobre la posibilidad de que haya vida al acecho en las nubes de Venus, lo que podría explicar su inusual composición química. Aunque muchos estudios cuestionan esta hipótesis, de vez en cuando surge un nuevo enfoque que la defiende.

Este es el caso de un experimento realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y publicado este mes en la revista AstrobiologíaLo que reveló que los aminoácidos, los componentes básicos de la vida tal como la conocemos, pueden persistir en soluciones ácidas similares a las que se encuentran en las nubes rosadas.

Aunque a menudo se considera que Venus es un entorno inhóspito, con sus temperaturas abrasadoras y nubes de ácido sulfúrico, los científicos creen que formas de vida simples podrían sobrevivir a estas condiciones extremas. Las nubes de Venus, más frías que la superficie del planeta, pueden proporcionar refugio a estas criaturas.

El experimento del MIT sumergió 20 aminoácidos en una solución que imitaba el entorno de nubes de Venus. Sorprendentemente, 19 de ellos permanecieron intactos durante al menos un mes a pesar del ambiente altamente ácido.

Los investigadores del MIT descubrieron que los aminoácidos son estables en ácido sulfúrico altamente concentrado. Sus resultados respaldan la idea de que estas mismas moléculas pueden ser estables en las nubes con alto contenido de azufre de Venus. Fuente: Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón/JJ Petkowski

Sarah Seager, astrofísica del Instituto Tecnológico de Massachusetts y una de las autoras del estudio, lo confirma en un artículo declaración Esto no significa que la vida en Venus será idéntica a la vida en la Tierra, sino que las nubes rosadas pueden proporcionar las condiciones apropiadas para el surgimiento de moléculas complejas necesarias para la vida.

Este descubrimiento desafía la idea de que el ácido sulfúrico es universalmente hostil a la química orgánica, abriendo la posibilidad de vida en ambientes extremos.

READ  Ciudades: la comunidad de Skylines 2 se está volviendo cada vez más tóxica

El estudio también reveló que nueve de los 20 aminoácidos probados están presentes en meteoritos, lo que sugiere que estas moléculas podrían haber llegado a Venus a través de colisiones de rocas espaciales.

Leer más:

El Life Finder de Venus analizará compuestos orgánicos que se encuentran en la atmósfera del planeta

En enero de 2025, una misión espacial especial hizo contacto Descubridor de la vida de Venus (Venus Life Locator) será lanzada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts en colaboración con Rocket Lab, con el objetivo de seguir explorando la posibilidad de vida en el segundo planeta más cercano al Sol. Esta misión enviará una sonda llamada Photon para analizar Compuestos orgánicos en la atmósfera de Venus, aportando datos sobre la habitabilidad del planeta.

Una presentación de la nave espacial Venus Life Finder, un proyecto conjunto entre el MIT y Rocket Lab, cuyo lanzamiento está previsto para enero de 2025 para estudiar las nubes de Venus. Crédito: Laboratorio de cohetes

Los resultados del experimento del MIT añaden más evidencia del creciente potencial de vida en Venus, brindando esperanza a los científicos que buscan descubrir los secretos de nuestro vecindario planetario.

Aunque a menudo se llama a Venus el «gemelo» de la Tierra debido a su tamaño y composición similares, las condiciones en su superficie son extremadamente hostiles. Las temperaturas allí pueden alcanzar casi 500 grados Celsius y su atmósfera está compuesta principalmente de dióxido de carbono, con espesas nubes de ácido sulfúrico.

El descubrimiento de aminoácidos estables en estas difíciles condiciones plantea preguntas fascinantes sobre el origen de la vida y la habitabilidad del sistema solar y más allá. Los científicos están ansiosos por seguir investigando y explorando los misterios de Venus, uno de los planetas más misteriosos de nuestro vecindario cósmico.

READ  Intel está acabando con sus procesadores Raptor Lake de 13.a generación