junio 16, 2024

Prohibida clínica geriátrica en el distrito sur de Bauru

Prohibida clínica geriátrica en el distrito sur de Bauru

La clínica geriátrica de Bauru tiene prohibida administrativamente su funcionamiento desde julio de este año y fue clausurada judicialmente. El lunes (9) por la mañana, cuando se informó a los propietarios, la propiedad donde viven 15 ancianos fue encontrada sin nadie, con rastros que indican que el establecimiento fue evacuado rápidamente, según el análisis del Ministerio Público (MP).

A su vez, los responsables de la institución refutan la hipótesis de su expulsión del domicilio el lunes (9) y explican que trasladaron a los terapeutas a otras clínicas asociadas, con conocimiento de sus familiares, precisamente porque cumplieron con la decisión judicial. .

Para el fiscal Anelson Komono, quien estuvo en el domicilio acompañado de funcionarios de justicia, representantes de Vigilancia de la Salud, de la Secretaría Municipal de Bienestar Social (CEPIS) y de la Policía Militar, se encontraron numerosas irregularidades.

Por lo tanto, el tribunal aceptó la opinión del representante en la demanda civil general y dictó la prohibición. Para ello, tuvo en cuenta la presencia de un número inferior al ideal de profesionales, especialmente cuidadores, y la falta de reservas de alimentos, problemas destacados por la vigilancia sanitaria y la falta de evidencia de regulación.

La información también la desmiente la dirección de la clínica, que afirma haber cumplido con todo lo comprometido en las Condiciones de Modificación de Conducta (TAC) firmadas con el MP, que incluye el tema del personal y las existencias de alimentos.

“Informamos a la comunidad de Bauru que en un hecho inesperado y legalmente cuestionable, se ha determinado una prohibición en un proceso legal que aún continúa, esta decisión se produjo incluso después de que la organización cumplió estrictamente con todos los requisitos establecidos en el Término de Modificación de Comportamiento (TAC). ) que consta en las actas, es importante señalar que “La empresa cumplió de manera inmediata con todos los requisitos y obligaciones estipulados en el TAC, demostrando su firme compromiso con la calidad de los servicios prestados y la seguridad de las personas mayores que allí reciben atención y son acogidas. ”, decía en una nota. Enviado a la prensa.

READ  Arcángel 6 transporta a mujeres embarazadas de Videra a Ararangua

La clínica también afirma que presentó todos los contratos e informes requeridos, pero en otro proceso, y el representante exige exactamente esos mismos documentos. La decisión del tribunal también estipula que la Fundación deberá pagar R$ 16.475,69 en concepto de indemnización por pérdidas y daños.

Añadió: “Desafortunadamente, los funcionarios huyeron antes de que llegara la inspección y se llevaron a todos los ancianos con destino desconocido. Las sobras del desayuno quedaron aquí. La comida era mala, el servicio insuficiente, además de las multas derivadas de la prohibición administrativa que se venía violando desde julio pasado. Ahora la prohibición también es judicial. Para nuestra sorpresa, encontramos la casa vacía, pero con todas las pertenencias y medicinas abandonadas”, confirma Inelson Komono.

La defensa de la empresa, a través de un memorando, destaca que es una institución que hace muchos años atiende con distinción a la comunidad de Bauru en el cuidado de personas mayores, y que actualmente enfrenta ese desafío.

«Seguimos creyendo en la justicia y esperamos un trato justo. A través de un análisis más detallado de los hechos y circunstancias que rodean este caso, la comunidad entenderá que la empresa es una organización dedicada a la excelencia en el cuidado de las personas mayores y que merece todo el apoyo de a la comunidad, reiteramos nuestro compromiso con la transparencia y el debido proceso y agradecemos a la comunidad de Bauru por su apoyo”.