Inicio Opinión Punto y Aparte Los Vera-Ávila: Vida “modesta”

Los Vera-Ávila: Vida “modesta”

67
0

Podrá decir misa con el objetivo de defenderse, pero el todavía rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, ya no tiene credibilidad ni prestigio. Y en todo momento ha pretendido culpabilizar de sus desgracias al titular del Ejecutivo, Graco Ramírez, tal como lo hizo este fin de semana en un video difundido para justificar la propiedad de algunos bienes, cuya existencia confirma el enriquecimiento ilícito de ese funcionario académico y su esposa María Elena Ávila Guerrero, directora de Planeación de la Universidad. Empero, he de decirle que esa consolidación financiera ha sido conocida por propios y extraños en la comunidad universitaria desde hace tres años.

En esta aparición mediática los Vera-Ávila afirman que “están bien”, pero no se han presentado a laborar y en ningún otro lado porque “temen ser capturados” por alguna autoridad federal o estatal, ante el avance de expedientes judicializados bajo acusaciones de peculado y enriquecimiento ilegal.

Tras dar detalles sobre la forma en que se hicieron de algunos inmuebles, la dupla convocó a estudiantes y trabajadores universitarios a una manifestación este miércoles, al mediodía, para acompañarles al juzgado donde deberán comparecer por mandato judicial federal (no de manera voluntaria), a fin de responder las imputaciones de riqueza ilícita. El escenario jurídico de esa audiencia es previsible: les será dictada la vinculación a proceso, otra más paralela a la de peculado que recibió Vera la semana pasada.

En el video los Vera-Ávila presumen una vida modesta, de “pobreza y endeudamiento” para conseguir los créditos que presuntamente les ayudaron a comprar casas y departamentos, lo cual nadie les cree. La dupla universitaria ha mentido una y otra vez, hasta provocar hilaridad y gran incredulidad.

Por ejemplo, dijeron que poseen solo un automóvil Seat Ibiza, aunque en realidad tienen otros cinco vehículos, dos de ellos de último modelo. Son los siguientes: un Fiat 500 Trendy con valor de 203 mil pesos y una Ford Explorer de 612 mil pesos, ambos vehículos modelo 2017; un Seat Ibiza Style 2016 con valor de 232 mil pesos; un VW Golf valuado en 148 mil pesos; y otro Ibiza 2012 con un precio de 118 mil pesos. El precio total de los vehículos alcanzaría el millón 400 mil pesos. Pero también poseen una Jeep Liberty 4×2 automática, de la cual se desconoce su valor y que estaba registrada a nombre de Vera en Privada Abraham Zepeda, Colonia Buenavista. La Ford Explorer fue comprada al contado, según la factura AC5806, de Motores de Morelos, S.A. de C.V., expedida a favor de Ávila Guerrero. Etcétera, etcétera.

Este rector, pues, causa pena ajena, pero es así como está pagando un enorme precio por haberle dado cabida en Rectoría a una pandilla de aventureros que lo “endiosaron” y convirtieron en falso mesías. Eso de una “universidad social” fue una absoluta vacilada… y ahí están las consecuencias.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------