febrero 26, 2024

Lavar carne en el fregadero puede provocar intoxicación alimentaria

Lavar carne en el fregadero puede provocar intoxicación alimentaria

Según una investigación realizada por la Universidad de São Paulo, alrededor del 46% de los brasileños lavan la carne en el fregadero de la cocina, sólo el 31% limpia las verduras con agua corriente y el 24% consume carne poco cocida. Estos hábitos aumentan el riesgo de infecciones gastrointestinales causadas por bacterias que se encuentran en los alimentos.

Para prevenir estos problemas, el especialista en enfermedades infecciosas, Dr. Stefan Cunha, ofrece orientaciones sobre una adecuada higiene de los alimentos, desde el correcto manejo de la carne hasta el lavado de frutas y verduras, destacando la importancia de crear conciencia sobre prácticas seguras en la cocina.


1. Cocción adecuada de la carne:

Los intestinos de los animales utilizados como cerdos, vacas y aves de corral contienen bacterias como la salmonella y la shigella. Cuando se trata de carne, el Dr. Stefan enfatiza que no es necesario lavarla, ya que además de la propagación de bacterias alrededor del fregadero, que pueden causar contaminación cruzada, estos organismos se destruyen cuando se alcanzan altas temperaturas durante la cocción. El médico también destaca la importancia de no comer carne a medio cocer, porque esto puede ser un indicio de que la comida no fue preparada a la temperatura ideal.


2. Higiene de la fruta:

En el caso de los frutos rojos, como las peras y las manzanas, el experto sugiere simplemente frotarlos con agua corriente para eliminar posibles contaminantes. Pero con las frutas con piel, como la sandía, la sandía o la papaya, hay que tener más cuidado. La piel exterior de estas frutas puede estar contaminada y, al utilizar un cuchillo, las bacterias del exterior pueden entrar en la comida. Por ello, se recomienda lavar bien la superficie de estas frutas antes de cortarlas.

READ  El bot puede reducir las colas SUS hasta en un 80 %


3. Remojo con lejía para verduras arrugadas:

Para asegurar la eliminación de bacterias en vegetales arrugados, como la lechuga, un infectólogo recomienda remojar el alimento en una solución de dos litros de agua con una cucharada de lejía (hipoclorito). Después de este proceso, es importante enjuagar las verduras con agua corriente para eliminar los residuos de lejía. No se recomienda el uso de vinagre debido a la falta de estudios sobre la concentración ideal.


4. Evite la contaminación cruzada:

La contaminación cruzada se produce, por ejemplo, cuando se corta carne en una superficie y luego se preparan verduras en el mismo lugar sin haber sido limpiadas adecuadamente. Las bacterias de la carne pueden transferirse a las verduras y contaminarlas. Por ello, según el Dr. Stefan, se recomienda utilizar tablas diferentes para carnes y verduras, para evitar este tipo de problemas durante la preparación de los alimentos.


5. Cuidados de los huevos y la salmonella:

El médico explica que la presencia de salmonella en los huevos está relacionada con los intestinos de las aves. Cuando las aves ponen huevos cerca de sus excrementos, las bacterias pueden entrar a través del cascarón. Para evitarlo, es necesario buscar granjas que mantengan buenas prácticas de higiene y limpieza, asegurando que los huevos se recojan rápidamente. Las granjas bien mantenidas tienen menos huevos contaminados.

Vale la pena señalar que la salmonella es sensible a la temperatura y se destruye cuando los huevos se cocinan adecuadamente. Sin embargo, no se recomienda consumir huevos crudos o poco cocidos como medida preventiva.

READ  La muerte del cirujano plástico Luiz Cardoso en Poços de Caldas - ONDA POÇOS