abril 19, 2024

El Manchester City es tres campeón inglés y ahora irá en busca de la Triple Corona – 21/05/2023

El Manchester City es tres campeón inglés y ahora irá en busca de la Triple Corona – 21/05/2023

Día de celebración del título de la Premier League. Ayer, tras derrotar al Arsenal por 2-1 ante el Nottingham Forest, el Manchester City ya se había consagrado como tricampeón de Inglaterra, pero quería hacerse con el trofeo derrotando al Chelsea en el Etihad Stadium, que estaba repleto de banderas blanquiazules. La multitud canta «We Are the Champions» (Queen) y «Hey Jude» (The Beatles), lo que hace que los espectadores del partido se conmuevan.

Y arrancó a toda máquina contra el equipo de Frank Lampard, que hizo una mala temporada. Pep Guardiola jugó en un equipo muy diferente al que juega los principales partidos, pero demostró que tiene un gran equipo con grandes jugadores.

En el minuto 12, el gran delantero argentino Julián Álvarez anotó un gol para robar el balón. Se enfrentó a la portería después de eso con toques rápidos. Con todo el esplendor y la clase del mundo, el Ciudad Álvarez la puso por delante.

Después de eso, el City dominó la posesión como de costumbre, lo que provocó que la defensa del Chelsea se moviera de un lado a otro hasta que encontraron un hueco al final. Con esta alineación, Phil Foden tiene más libertad para moverse y crear jugadas. Soy fan de este jugador desde el Mundial Sub-17, cuando ganó el Balón de Oro con Inglaterra, que fue campeona en 2017. Es un jugador que sería clave en cualquier gran selección europea, pero es una parte esencial del Manchester City.

Por otro lado, el Chelsea necesita hacer un cambio en este equipo, o no volverán a ir a ninguna parte la próxima temporada. Años después, fue eliminado del principal torneo europeo (Champions League), que anteriormente había ganado dos veces (2011/12 y 2020/21).

De vuelta en el partido, 20 minutos después, el Chelsea mejoró mucho y niveló el partido, pegando en el larguero y ya merecía el empate. La dinámica e intensidad del partido bajó mucho, pero a pesar del equilibrio, se notó más el alcance del City en ataque.

Cuando el balón cae en los pies de Mahrez, Phil Foden y Julian Alvarez, siempre sucede algo peligroso y agresivo. La primera parte terminó con victoria por 1-0 del Manchester City, pero el Chelsea, que tenía un equipo claramente desmoralizado y sin confianza, mereció el empate.

Esperaba que Pep Guardiola trajera a cinco de sus jugadores clave en la segunda mitad para mejorar no solo a su equipo sino también al juego, ya que el partido puso a un equipo que ya era campeón y lleno de reservas cara a cara con un oponente que no No te defiendas. Para cualquier otra cosa en el torneo.

Por momentos, el City agilizaba un poco el juego y cuando lo hacía creaba ocasiones de gol, como en el caso de Calvin Phillips, con el balón pegado en el larguero. El Chelsea también atacó bien y apretó el balón del City, intentando robar el balón para iniciar una serie de presiones en ataque.

Para entonces, la fiesta de los hinchas del City fue aún más espectacular que el partido. Los fanáticos entraron corriendo, con Erling Haaland entrando en el lugar de Mahrez. Guardiola Gundogan (gol del Barcelona) no estuvo presente para despedir el Al Ittihad Stadium y la afición azulgrana. Como dijo Mario Mara en la transmisión de ESPN, esto podría significar que el mediocampista alemán aún puede renovar su contrato con los Citizens.

Finalmente, entraron al campo Kevin De Bruyne y Rodri, lo que despertó las esperanzas de que el partido mejorara. Pero el City siguió sin ponerle intensidad al juego, lo cual es comprensible. Jugué siete años en Italia y siempre que llego a las rondas finales, con partidos de estas características (un equipo que ya es campeón y otro que no le importa el campeonato), los jugadores ya no fuerzan nada. Estoy cansado de jugar juegos como este, y los equipos se vuelven muy perezosos.

El partido sirvió para festejar a los jugadores y aficionados por el tercer campeonato del Manchester City. Ahora, esperará la final de la FA Cup ante su rival Manchester United, para luego enfrentarse al Internazionale de Milan en la gran decisión de la Champions League, donde intentará cerrar la temporada consiguiendo el triple título.

Al final del partido, los felices aficionados azulones irrumpieron en el césped del Etihad Stadium.