mayo 25, 2024

Brasil no logra basar sus políticas de empleo en datos

Brasil no logra basar sus políticas de empleo en datos

Un buen ejemplo de política pública es el BEm (Beneficios de Empleo de Emergencia y Mantenimiento de Ingresos), destaca el investigador. Fue creado debido a la pandemia y tiene como objetivo reducir proporcionalmente las horas de trabajo y los salarios y suspender temporalmente los contratos de trabajo para que se puedan preservar los puestos de trabajo en momentos críticos.

Mazzie encarna la Ley de Igualdad Salarial como una política basada en el buen uso de los datos. Las estadísticas actuales indican que existe una diferencia salarial entre hombres y mujeres, pero prácticamente no se ha hecho nada al respecto. En julio del año pasado, el presidente Lula aprobó la ley que prevé esta Igualdad salarial entre hombres y mujeres Que cumple la misma función, imponiendo multas a las empresas que violen la norma.

Aunque los datos existentes son buenos, son difíciles de manipular, afirma Magalhaes. El experto cita Pnad Continua: El IBGE publica microdatos, que pueden ser utilizados por investigadores calificados, pero existen algunas limitaciones para cruzar informaciones importantes en la construcción de políticas públicas. Según el experto, el sistema es rígido e insuficiente para que el gestor de políticas públicas evalúe el conjunto en su complejidad. Se utiliza Pnad como ejemplo, que no permite la intersección simultánea de datos. Un investigador puede comprobar el número de desempleados por edad o raza, pero no puede saber cuántas personas blancas o negras en un grupo de edad particular están desempleadas.

El problema es mirar estos datos y ver lo que dicen más que la falta de estadísticas. Están ahí fuera y no están haciendo lo suficiente al respecto. Yo diría que el problema más importante hoy en día es si las propias políticas públicas son capaces de utilizar estos datos.
Mario Magalhães, especialista en políticas públicas y administración gubernamental

READ  El acuerdo presupuestario de EE. UU. empuja al dólar al alza

Algunas agencias pueden hacer referencias cruzadas de datos, pero no todas. Algunos gestores no tienen capacidad para procesar los datos y dependen de solicitar información a los organismos que los emitieron, que no siempre son capaces de atender la solicitud, afirma Magalhães.

Esta investigación existe en algunas áreas de algunos ministerios, pero no está disponible para el público en general ni para el mundo académico. A veces hay personas en las universidades que tienen esta habilidad, normalmente en los departamentos de estadística. Si nos fijamos en los departamentos de economía y sociología, no tienen personas especializadas que puedan manejar estos microdatos de forma real. Por lo general, depende de que alguien lo haga para poder avanzar en su estudio.
Mario Magalhães, especialista en políticas públicas y administración gubernamental