abril 15, 2024

Abstenerse de votar sobre Gaza en Naciones Unidas aumenta la crisis entre Biden y Netanyahu; entiende

Las autoridades superiores de administración biden Sintieron que habían dejado esto claro a sus homólogos israelíes. Durante las negociaciones en curso este fin de semana, se planteó esta posibilidad. Seguidor nosotros Abstenerse de votar -en lugar de vetar la propuesta- sobre una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU Naciones Unidas Pidió un alto el fuego inmediato en Gaza.

Pero la Casa Blanca acabó sorprendida por lo ocurrido tras registrarse la abstención estadounidense en la votación: el Primer Ministro Benjamín Netanyahu Canceló abruptamente el viaje de una delegación israelí de alto nivel a Washington que el presidente Joe Biden había solicitado específicamente en una llamada telefónica la semana pasada para discutir las preocupaciones estadounidenses sobre los planes. Israel Una operación militar a gran escala en la ciudad de Rafah, al sur de la Franja de Gaza.

En una reacción que restó importancia a la conmoción del gobierno estadounidense, el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, calificó la cancelación de «sorprendente y desafortunada».

El marcado cambio de rumbo ha convertido el creciente desacuerdo entre Biden y Netanyahu en una disputa pública. Los funcionarios estadounidenses se apresuraron a insistir en que no había habido ningún cambio en la política estadounidense, que los planes israelíes de llevar a cabo una operación en Rafah no eran de ninguna manera inminentes, que las negociaciones para la liberación de los rehenes continuarían y que esperaban con interés la liberación de los rehenes. Próximas conversaciones con Netanyahu y su gobierno.

El presidente estadounidense Joe Biden se reúne con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en Tel Aviv, Israel
rodaje: Kenny Holston/Los New York Times

A pesar de las extensas consultas realizadas durante el fin de semana, y después de que Netanyahu no hiciera ningún esfuerzo por contactar directamente a Biden, el primer ministro israelí dijo en una declaración emitida por su oficina después de la votación que Estados Unidos “abandonó hoy su política en las Naciones Unidas”. » (…) Desafortunadamente, Estados Unidos no vetó la nueva resolución, que exige un alto el fuego incondicional a la liberación de los rehenes”, que según el comunicado era “una clara desviación de la posición estadounidense”.

La reunión de alto nivel ha sido cancelada y una delegación encabezada por Ron Dermer, principal asesor estratégico de Netanyahu, no viajará a Washington como estaba previsto.

La resolución de una página nació de un intento de superar las diferencias que hicieron que el Consejo de Seguridad -el principal organismo del mundo para mantener la paz y la seguridad internacionales- Parece débil e ineficaz en los múltiples intentos de evitar la catástrofe humanitaria en Gaza.. Estados Unidos ha utilizado su veto contra tres resoluciones anteriores de alto el fuego, y también ha vetado la propuesta estadounidense presentada el viernes, que condiciona un alto el fuego inmediato a la liberación de los rehenes. Rusia que Porcelana.

READ  Niño muere tras contacto con 'ameba devoradora de cerebros'

La resolución del lunes fue presentada por los 10 miembros no permanentes del organismo, que representan al resto del mundo así como a los cinco países con poder de veto: Reino UnidoPorcelana, FranciaRusia y los Estados Unidos de América.

El embajador palestino ante las Naciones Unidas, Riyad Mansour, participa en una sesión de las Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos
rodaje: Craig Ruttle/AP

Israel expresó su objeción a muchos de los términos, pidió la eliminación de la palabra “permanente” asociada con el término “alto el fuego” e insistió en que la solicitud de liberación de los israelíes mantenidos como rehenes por Hamás se vincule a cualquier cese de hostilidades. Estados Unidos compartió estas preocupaciones: persuadió a los países que presentaron la propuesta para que eliminaran la palabra “permanente” y al menos incluyeran el alto el fuego y la liberación de rehenes en el mismo párrafo.

La versión final pedía un “alto el fuego inmediato” que duraría al menos hasta el final del Ramadán, el mes sagrado para los musulmanes, que finaliza en dos semanas, “lo que conduciría a un fin permanente y sostenible” de los combates.

En la misma oración ampliada, el texto también exigía “la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes, así como la garantía del acceso humanitario”. La propuesta no menciona a Israel ni a Estados Unidos por su nombre. agitación.

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, dijo al Consejo de Seguridad: “No estamos de acuerdo con todo” en la versión final del documento. Estados Unidos todavía quiere una condena clara de Hamás y un vínculo entre la liberación de los rehenes y un alto el fuego, en línea con lo que Washington sigue buscando en las negociaciones en curso entre Israel y Hamás.

Pero al final Washington consideró que eso era suficiente.

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, decide abstenerse en la votación de la resolución que pide un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza.
rodaje: Ángela Weiss/AFP

Voltaje

Horas después de la votación, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, trató de restar importancia a la sensación de tensión bilateral y dijo a los periodistas que la Casa Blanca y Estados Unidos seguirían “listos para defender a Israel” y presionarían para que se liberara a todos los detenidos. rehenes en poder de Israel. agitación.

Sin embargo, Kirby calificó de decepcionante la decisión de Netanyahu de cancelar el viaje de la delegación. «Estamos confundidos sobre este asunto», dijo, reiterando la posición del gobierno estadounidense de que la abstención no representa un cambio de política. «La Oficina del Primer Ministro parece estar optando por crear una percepción de claridad aquí, pero no necesitan hacerlo».

Los israelíes protestaron por un acuerdo que permite la liberación de los rehenes israelíes que se encuentran en la Franja de Gaza desde el 7 de octubre del año pasado.
rodaje: Atef Al Safadi/EFE

Ante el creciente aislamiento internacional debido a las decenas de miles de palestinos muertos por ataques aéreos y terrestres israelíes en Gaza y a cientos de miles de personas hambrientas, el gobierno de Estados Unidos respondió afirmando su apoyo al “derecho de Israel a defenderse”. Envío de armas al país.

READ  Presidencia de Ucrania: Encuentro entre Zelensky, Blinkin y Austin en Kiev, Ucrania y Rusia

Frank Lowenstein, un exfuncionario del Departamento de Estado que ayudó a liderar las negociaciones palestino-israelíes en 2014, dijo que tres factores importantes probablemente condujeron a los acontecimientos del lunes: profundos desacuerdos entre Washington e Israel sobre una invasión a gran escala de Rafah; Más de un millón de palestinos de Gaza buscaron refugio para escapar de los ataques israelíes en el norte.; La catastrófica situación humanitaria; Y los anuncios de Israel sobre nuevos asentamientos coloniales cuando era Ministro de Asuntos Exteriores Antonio Blinken Visitó el país el viernes.

“Biden hizo todo lo que pudo durante meses para evitar una gran pelea pública”, dijo Lowenstein. Esto refleja un cambio serio en la posición de la Casa Blanca respecto de cómo tratar con los israelíes en el resto de esta guerra. «O los israelíes se despiertan ahora, o probablemente continuaremos por este camino».

El fin de semana, Israel anunció que no permitiría esto. Más información sobre la entrega de ayuda humanitaria en el norte de la Franja de Gaza por la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA), el principal organismo de la ONU que opera dentro de Gaza. A pesar de la insistencia secreta de Estados Unidos en ello, Israel se negó a tomar medidas para acelerar la entrada de camiones cargados de ayuda a Gaza, así como su circulación dentro de la Franja, lo que llevó a Biden a ordenar al ejército estadounidense que enviara ayuda por vía aérea y mar. Construcción de un muelle en la costa de la Franja para iniciar el suministro marítimo de material de ayuda humanitaria.

Lanzamiento de ayuda humanitaria a los civiles palestinos en la Franja de Gaza
rodaje: Mahmoud Issa/AFP

El gobierno estadounidense estaba particularmente enojado por las actividades agresivas llevadas a cabo por miembros del ejército israelí y colonos judíos contra los palestinos. Banco OesteAsí como respecto de anuncios de nuevos asentamientos coloniales que Washington calificó de ilegales. Los funcionarios de la Casa Blanca han dicho a Israel que las nuevas construcciones socavan su seguridad a largo plazo al aumentar la ira y la radicalización de la población palestina e impedir la posibilidad de una solución de dos Estados.

El viernes, durante la visita de Blinken a Tel Aviv para reunirse con Netanyahu y los principales asesores del primer ministro, Israel anunció la mayor expropiación de tierras en Cisjordania desde 1993. La medida fue vista como una importante señal de falta de respeto. El Ministro de Finanzas israelí, Bezalel Smotrich, un político de extrema derecha considerado por Estados Unidos como un miembro problemático del gobierno de Netanyahu, y el Ministro de Seguridad Nacional, Ben Gvir, se han jactado de los asentamientos.

READ  El mercado internacional apunta al alza el día de la reunión de la semana de la Fed

Según Mara Rodman, quien sirvió como enviada de la administración Obama para Medio Oriente, si bien la relación central puede resistir la reciente ruptura, «la dinámica personal entre Biden y Netanyahu puede ser muy tensa», en formas que resaltan por qué el líder israelí enfrenta una creciente Pide un cambio de liderazgo.

«Las relaciones geopolíticas, al igual que las relaciones personales, atraviesan períodos difíciles incluso entre las parejas más comprometidas», dijo. Estados Unidos e Israel en ese momento”.

Netanyahu también mantuvo una relación tensa con el expresidente barack obamaLa decisión de Estados Unidos de abstenerse en una votación en el Consejo de Seguridad de la ONU para condenar a Israel a finales de 2016 aumentó las tensiones entre ellos. El año anterior, Netanyahu viajó a Washington para entregar una declaración conjunta al Congreso criticando el acuerdo nuclear propuesto por Obama con Irán, ignorando el protocolo tradicional, lo que enfureció a los funcionarios de la Casa Blanca.

Se esperaba que la relación con Biden, que se remonta a varias décadas atrás, fuera diferente. Biden, que ha dicho muchas veces: “Te amo, Bibi, aunque no te soporto”, habla de su historia con Israel desde que era senador. Sin embargo, Biden se ha enfrentado a una enorme presión política e internacional en los últimos meses para romper públicamente con el líder israelí y su gobierno de extrema derecha.

Los manifestantes dieron la bienvenida al presidente de Estados Unidos en eventos políticos y observaron a los votantes en los estados en disputa retirar su apoyo en la carrera presidencial de este año. Más de 100.000 votantes de las primarias de Michigan escribieron “no participar” en sus boletas, y muchos votantes árabe-estadounidenses dijeron que habían decidido no votar por Biden en noviembre.

Si bien la votación del lunes en el Consejo de Seguridad de la ONU complació a algunos activistas, otros pidieron a Biden que vaya más allá y restrinja los envíos de armas estadounidenses a Israel.

“Nos complace que Estados Unidos ya no obstruya activamente los llamados a un alto el fuego en Gaza, pero ya es hora de que Washington use su peso – incluso suspendiendo las transferencias de armas – para presionar por un alto el fuego inmediato y efectivo”. «Estamos viendo constantes intercambios de rehenes y cantidades masivas de ayuda a Gaza», dijo Eva Burgwardt, presidenta del grupo judío estadounidense IfNotNow, que se opone a la campaña israelí en Gaza.

Los esfuerzos fueron más allá de los activistas e incluyeron a destacados legisladores del Partido Demócrata de Biden. Algunos, incluido el líder de la mayoría del Senado, Charles Schumer (Nueva York), han utilizado su plataforma para sugerir públicamente reemplazar a Netanyahu. / Traducido por Guilherme Rousseau