septiembre 28, 2022

Morelos Habla

España en España es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

5 consejos para afrontar un ataque de ansiedad Salud psicológica

Últimamente, debido a todo el estrés de las rutinas estresantes y el COVID-19 en la vida de las personas, mucho se habla de las crisis de ansiedad. Independientemente de la edad, una persona puede mostrar un comportamiento ansioso en cualquier momento de su vida. Sin embargo, es importante prestar atención a las señales, ya que indican un problema muy grave. En casos más graves, es posible observar síntomas psicológicos y físicos, que pueden causar graves consecuencias para el individuo. Además, también es importante destacar el riesgo de que esta enfermedad sea crónica. Por eso, hemos publicado cinco consejos que pueden ayudar en una crisis.

Cómo reconocer momentos de una crisis de ansiedad – Foto: Povozniuk / iStock Getty Images

naturalmente El primer paso cuando se experimenta un ataque de ansiedad es buscar ayuda médica.Cualquier atención especializada para reducir los síntomas y reducir las posibilidades de nuevas crisis. Es importante tener en cuenta que cuando surge una crisis de ansiedad y se vuelve persistente, se debe buscar un especialista para prevenir una agudización de la enfermedad. sSin embargo, en tiempos de crisis, algunas situaciones de emergencia pueden aliviar los síntomas.

5 situaciones que ayudan con una crisis de ansiedad

1- Concéntrate en tu respiración y trata de lograr un cierto patrón

Respirar profundamente nos ayuda a centrar nuestra atención en otra cosa y también previene la hiperventilación. Puedes probar una técnica: Respiración cuadrada. Conocida como Sama Vritti, es una técnica de pranayama (respiración yóguica) de origen hindú. Esta respiración se puede practicar en cualquier lugar y en cualquier momento. Cómo hacer:

Ejercicio Respiratorio Cuadrado, 4×4 o Cuadrado: Control de la Ansiedad – Foto: Publicista/Psicóloga Heluisa Sampaio

  1. sentado o acostado, inhale lentamente por la nariz mientras cuenta hasta cuatro;
  2. pausa de 4 segundos;
  3. Exhala por la boca contando hasta cuatro nuevamente;
  4. Pausa por otros 4 segundos.

2- Ejercicios de mindfulness y meditación

Es importante buscar pensamientos para distraerse de su estrés y ansiedad. Puedes imaginarte en un lugar tranquilo, seguro y agradable. Haz esto practicando la respiración profunda. O incluso la respiración consciente, como le enseñó Quinn Monk en el siguiente vídeo.

– El pensamiento acelerado es común en los ataques de ansiedad, por lo que es necesario combatirlo – sugiere la psicóloga Raffaella Elisa.

Aprende a hacer Respiración Consciente con Coen Monk

3 – Evita los disparadores de pantalla y trata de reducir el uso del celular

A pesar de todos los beneficios y la practicidad, el contacto excesivo también tiene un inconveniente. El uso excesivo de un teléfono celular, con contenido que se consume diariamente, puede generar un aumento de la ansiedad y el estrés. Hay algunos Letreros que encienden alertas sobre cómo las redes sociales, por ejemplo, afectan la salud mentalcomo cuando revisar las redes es lo primero que hacemos al despertarnos y lo último que hacemos antes de acostarnos, o la sensación de que necesitamos interacciones virtuales para ser felices.

4- Bebe té con propiedades calmantes

El té de manzanilla tiene propiedades que pueden ayudarte a relajarte – Foto: Istock Getty Images

Algunos tés tienen propiedades que ayudan en momentos de ansiedad. Como Passiflora encarnada, también conocida como la «flor de la pasión», que ayuda a traer la calma. Otra excelente opción es té de camomilaque también tiene un efecto calmante.

5- Busca hacer actividades divertidas

Una vez más, el objetivo es distraer la atención de los síntomas. Busca actividades que te den placer, como escuchar música (enfocándote solo en tu respiración y voz), lectura ligera, ejercicio físico, entre otras.

Aunque estas acciones parecen muy simples y obvias, ayudan en el proceso de reducción de los síntomas, haciendo que la crisis pase más rápido.

Independientemente del grado de los ataques de ansiedad, si son frecuentes o poco frecuentes, es fundamental buscar atención profesional. Cada persona es única y cada tratamiento debe realizarse de manera exclusiva.

Para entender mejor qué es una crisis de ansiedad y cómo evitarla, ¡mira este texto hasta el final!

¿Qué es un ataque de ansiedad? ver síntomas

En general, una crisis de ansiedad es una condición que genera una sensación de inseguridad, nerviosismo y angustia, como si algo fuera de control fuera a suceder en cualquier momento. En otras palabras, la crisis puede provocar sentimientos y emociones negativas, hasta el punto de que la persona que atraviesa la situación no puede controlarla.

El cuerpo comienza a emitir señales de advertencia y se comporta de manera diferente. La psicóloga Rafaela Elisa Teodoro, quien se refiere a algunos de los Los síntomas más comunes de un ataque de ansiedadCual:

  1. la piel de gallina – Los escalofríos provocan contracciones involuntarias y relajación de los músculos de todo el cuerpo.
  2. sudoración excesiva – Pueden ocurrir en diferentes partes del cuerpo, las manos y los pies son los más comunes de preocupación;
  3. irritabilidad excesiva – falta de resistencia y reacciones exageradas a los pequeños problemas cotidianos, que hacen que una persona se enoje mucho;
  4. Dolor cardíaco y torácico acelerado – Los síntomas de ansiedad son emocionales y físicos, duran unos minutos y pueden incluir taquicardia.
  5. náuseas – Además de las náuseas, es común que una persona experimente dolor, temblores y sequedad en la boca.
  6. Problemas digestivos – Lo que sucede en nuestra mente puede afectar directamente a nuestro intestino, ya que el cerebro y el intestino están unidos químicamente a través de neurotransmisores. Dolor abdominal, indigestión, diarrea y acidez estomacal son algunos de los signos que pueden aparecer.
  7. Miedo e inseguridad – A menudo, estos sentimientos surgen sin motivo aparente o tienen sus raíces en la realidad. En otros casos, hay un motivo real pero a menudo amplificado detrás de esto;
  8. fatiga – Una persona que atraviesa una crisis de ansiedad puede sentirse muy cansada, tanto física como mentalmente;
  9. Contractura muscular – Los músculos, especialmente en el cuello y la región lumbar, están muy tensos y rígidos, provocando dolor e incluso lesiones, con molestias como la tortícolis.
  10. dificultad para dormir – La mente está en estado de alerta, y hay pacientes con problemas de sueño, como insomnio y terrores nocturnos. Una persona no puede separarse de los problemas;
  11. Procrastinación y falta de concentración o pensamiento – La persona suele postergar tareas, termina por no enfocarse en las cosas cotidianas en ese momento y termina siendo dejada de lado.

A menudo, una crisis de ansiedad puede estar relacionada con situaciones que generan miedo, molestia o incluso conmoción y frustración. Esto significa que para que ocurra una crisis, una persona no necesariamente necesita un trastorno de ansiedad. Para identificar una crisis, es importante prestar atención a las señales que emite el cuerpo.

– La mayor parte del tiempo, el cuerpo entra en estado de alerta, lo que lleva a una secreción muy grande de adrenalina – comenta Rafaella.

Por eso, la primera reacción que se nota es el insomnio, que puede ir acompañado de otros síntomas como el estrés, la inseguridad y el miedo.

Incluso las situaciones rutinarias, como una oferta de trabajo, una reunión o la espera de noticias, pueden provocar una crisis de ansiedad. Sin embargo, cuando la ansiedad alcanza niveles extremos, o incluso reaparece, ya no es común y comienza a indicar un problema mayor.

Cada persona enfrenta el problema de manera diferente, y aunque es posible mencionar los síntomas más comunes, es muy importante evaluar cuidadosamente todos los signos y la frecuencia de las crisis y buscar ayuda médica y psicológica, evitando así su exacerbación.

Un dato importante a mencionar es que la población brasileña es la que más sufre de ansiedad en todo el mundo: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 18,6 millones de brasileños, cerca de 9,3 millones de personas.% de la población.

* La información y las opiniones expresadas en este texto son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente se alinean con la opinión de ge/Eu Atleta.

READ  ¿Volver a correr? Evitar el sobreentrenamiento o el sobreimpulso | la salud