HNAM ofrece más de mil 700 consultas al año en dermatología

/ Por
Aumentar tamaño de texto
A A =

El Hospital del Niño y el Adolescente Morelense (HNAM) cuenta con el servicio de dermatología, el cual brinda más de mil 700 consultas al año, en su mayoría a pacientes menores de cinco años, así lo dio a conocer Mario Duarte Abdala, dermatólogo, alergólogo e inmunólogo pediatra del nosocomio. 

Entre los padecimientos que más se atienden en esta área destacan el vitíligo, las verrugas víricas, hemangiomas, acné y la dermatitis atópica, ésta última se presenta como la atención más frecuente, detalló el especialista.

 Duarte Abdala explicó que la dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que aparece en la cara y el cuerpo de bebés, niños y adultos, pero en especial en los bebés de los 0 meses a los cinco años de edad. 

Se caracteriza por piel seca, descamada e irritable; aparece y desaparece, es una enfermedad crónica que se relaciona con enfermedades alérgicas como la rinitis y el asma.

 “De acuerdo a la edad es que se presenta en diferentes partes del cuerpo, por ejemplo en los lactantes generalmente la manifiesta en las mejillas, en edad escolar se refleja en los pliegues como: codos y piernas, mientras que en los adolescentes en lugares más específicos como pies, cara o manos”,  mencionó Duarte Abdala.

 Seguido de la dermatitis, las consultas más solicitadas son las que se ofrecen para tratar los problemas relacionado con la aparición de acné, Duarte Abdala precisó que a estas citas acuden  en su mayoría pacientes entre 10 y 15 años. 

Sin embargo, puntualizó que en los últimos años la dermatología ha avanzado mucho por lo que hoy el acné tiene solución, siempre y cuando se dé un tratamiento adecuado de parte de un especialista, se trate a tiempo y se eviten los remedios caseros. 

Finalmente, el especialista recomendó usar de manera diaria protector solar y en caso de detectar lesiones en la piel acudir al dermatólogo y no auto medicarse ni utilizar remedios caseros, ya que en ocasiones lastiman más la piel y causan daños irreversibles.