junio 23, 2024

Un chimpancé de un zoológico español se niega a liberar a una cría que murió hace tres meses

Un chimpancé de un zoológico español se niega a liberar a una cría que murió hace tres meses




La chimpancé Natalia perdió a su bebé 14 días después de nacer

Foto: Reuters / BBC News Brasil

Esta es la segunda vez que la chimpancé Natalia pierde un bebé.

Nació en Bioparc, un zoológico en Valencia, España, a principios de febrero de este año.

Todo parecía ir bien, pero 14 días después del nacimiento, literalmente de la noche a la mañana, el ternero «se debilitó muy rápidamente y murió».

«No sabemos el motivo exacto, pero parece que la madre no está produciendo suficiente leche», explica el director del Bioparc, Miguel Cáceres, al servicio de noticias en español de la BBC News Mundo.

Desde la muerte del niño, la chimpancé de 21 años no ha querido separarse del cuerpo de su hijo. Lo llevó consigo mientras realizaba su rutina diaria durante más de tres meses.

«No lo soltará pronto. Es un comportamiento ya descrito, que ocasionalmente puede darse en hembras de chimpancé a los pocos días de vida, muriendo crías en zoológicos y en la naturaleza», afirma Cáceres, que es veterinario.

Se sabe que las madres llevan a sus crías hasta por cuatro meses.

«Esto no siempre ocurre, pero en ocasiones una hembra puede llevar una cría muerta durante unos días o incluso unas semanas, o incluso unos meses, como en este caso», afirma el director de Bioparc.



Los cuidadores del zoológico optaron por darles a los chimpancés un proceso de destete natural

Los cuidadores del zoológico optaron por darles a los chimpancés un proceso de destete natural

Foto: Reuters / BBC News Brasil

Durante este tiempo, los visitantes del zoológico vieron a la madre con el cachorro como un acto triste. La escena provocó todo tipo de reacciones.

“Los primeros días se podía ver claramente que era un cachorro y que estaba muerto. Todos se sorprendieron… Notamos una reacción empática muy fuerte ante la situación. Empatía y respeto”, afirma Cáceres.

El cuerpo del bebé pasó por el proceso natural de descomposición, y el zoológico aseguró que el chimpancé se fue separando gradualmente de la cría hasta que estuvo lista para hacerlo, sin causar ningún problema de salud.

Apartar a un niño de su madre no es una opción.

La chimpancé ya perdió un bebé en 2018 y, en esa ocasión, lo abandonó a los pocos días.

Esta vez fue diferente. Como otros animales que viven en ambientes naturales o controlados, los chimpancés del Bioparc de Valencia son una familia muy sociable y unida.

«Los primeros días estaban muy unidos, se abrazaban. Fue muy interesante verlo porque era paralelo a lo que le podía pasar a la gente, era una situación muy íntima para nosotros», explica Cáceres.

Después de algún tiempo, los chimpancés restantes, subespecies en frenteUno de los más amenazados del mundo – continuó con su rutina habitual.

Pero Natalia decidió no entregar el cuerpo del cachorro.



Actualmente hay seis adultos y dos cachorros entre los chimpancés del Bioparque

Actualmente hay seis adultos y dos cachorros entre los chimpancés del Bioparque

Foto: Reuters / BBC News Brasil

Los expertos del zoológico evaluaron la situación y decidieron dejar que el proceso se desarrollara de la mejor manera posible para él. Además, interferir con la extracción del cuerpo habría implicado un trabajo complicado y peligroso.

«El grupo siempre está unido. Así que si se quiere anestesiar a la madre para sacar a la cría, por supuesto hay que anestesiar a varios miembros de la familia», explica el director del bioparque.

«Había otra mujer, su hermana, que tenía un cachorro pequeño. Este movimiento pondría en riesgo al otro cachorro. Nunca consideramos esta opción».

Para profesionales que ya han visto situaciones similares, esta es la mejor opción.

‘La muerte es parte de la vida’

Hoy en día, la chimpancé Natalia realiza sus actividades diarias con relativa normalidad. Los otros chimpancés tampoco sufrieron ningún problema de salud, ya que mantuvieron junto a ellos el cuerpo del niño muerto durante estos meses.

«Controlamos la salud de los animales más viejos y no hay ningún problema con el sistema», explica.

Los profesionales del zoológico pudieron intervenir si fuera necesario, pero permitieron que la madre asimilara con naturalidad la situación por su propio bien.



Los visitantes del zoológico respondieron con empatía al enterarse de la difícil situación de Natalia.

Los visitantes del zoológico respondieron con empatía al enterarse de la difícil situación de Natalia.

Foto: Reuters / BBC News Brasil

Aunque en un ambiente controlado, Casares destaca que los chimpancés de este zoológico no son animales domesticados ni mascotas.

Lo que les sucede sigue patrones que se encuentran en otros entornos naturales o controlados.

«También ocurre en la naturaleza, no sólo con los chimpancés, sino también (comportamiento) visto en otros animales sociables, grandes simios, babuinos, elefantes, animales que siempre son muy inteligentes y tienen una relación muy fuerte entre madre y descendencia. Comportamiento familiar complejo «, destaca.

«[No zoológico] Los animales jóvenes y los lindos cachorros no son los únicos que juegan. La muerte es parte de la vida y, a veces, los animales mueren.

Miembros del zoológico se encontraban en el lugar para brindar las explicaciones pertinentes de lo sucedido, ya que la escena llamaba la atención y podría atraer a algunas personas, especialmente niños.

«La mayoría de la gente explicó (la situación) y entendió, y mostró simpatía y respeto por una madre que sufre la pérdida de un hijo».



Lo que le pasó a Natalia es raro, pero no inusual para los chimpancés y otros animales.

Lo que le pasó a Natalia es raro, pero no inusual para los chimpancés y otros animales.

Foto: Reuters / BBC News Brasil

READ  Alban se queja del desgaste "increíble" tras cuatro paradas en España: "Esto no es normal"