julio 23, 2024

Tras muerte, Fiocruz alerta sobre meningitis transmitida por caracoles

Tras muerte, Fiocruz alerta sobre meningitis transmitida por caracoles

Tras muerte, Fiocruz alerta sobre meningitis transmitida por caracolesLa Fundación Oswaldo Cruz advierte contra la transmisión de la meningitis a través de caracoles (meningitis eosinofílica). La preocupación surgió tras la muerte de un paciente en abril, en el municipio de Nova Iguaçu, en el área metropolitana de Río de Janeiro. Pruebas de laboratorio determinan la presencia del gusano causante de la enfermedad en un caracol de la zona donde se registró el caso.

La meningitis es una enfermedad caracterizada por la inflamación de las meninges y las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal.

La investigación fue realizada por el Laboratorio de Patología del Instituto Oswaldo Cruz (IOC). La moluscología es la rama de la biología que estudia los moluscos. Luego de que Fiocruz fuera notificada del caso, agentes del Servicio de Vigilancia de Salud Ambiental (SOFAM) de Nova Iguaçu y del Comité Olímpico Internacional recolectaron caracoles en diferentes puntos del barrio de Ipiranga, donde el paciente contrajo la enfermedad.

Entre un total de 22 moluscos analizados, el gusano causante de la enfermedad, Angiostrongylus cantonensis, fue encontrado en un caracol de la especie Pomacea maculata, conocido popularmente como lolô o aruá.

No se han registrado casos de meningitis transmitida por caracoles en el estado de Río desde 2014. En Brasil, se han producido casos desde 2006.

Estudios realizados por el Servicio de Referencia de Esquistosomiasis Fiocruz-Royal, realizados entre 2008 y 2021, revelaron la presencia de C. angiostrongylus cantoni en 14 unidades del consorcio.

Para la jefa del Laboratorio de Patología del COI/Fiocruz, Silvana Thiengo, este escenario refuerza la necesidad de la atención de los servicios de salud para el diagnóstico de la enfermedad. “Desde 2006, tenemos casos de meningitis eosinofílica en Brasil, sin embargo, muchos profesionales de la salud aún desconocen esta enfermedad. Los médicos deben recordar esta posibilidad para realizar el diagnóstico y brindar el tratamiento adecuado”, dijo.

READ  Con lista de espera para consultas en Campo Grande, Cámara quiere a Víctor Rocha en salud

fluir

Angiostrongylus cantonensis, en su ciclo de vida, es un parásito que busca huéspedes parecidos a roedores, como ratones, a partir de los cuales desarrolla el parásito adulto. Los gusanos se reproducen y producen larvas que se eliminan con las heces.

Las larvas acaban ingeridas por los caracoles. En el interior de los moluscos adquieren una forma capaz de infectar a los animales vertebrados, es decir, es un ciclo que se repite.

La infección humana ocurre cuando las personas ingieren un caracol infectado o el moco que secreta, que contiene las larvas del gusano. Según Sovam, hay informes de que el paciente se infectó después de comer caracoles de agua dulce crudos.

Los investigadores del COI también recolectaron animales como ratas, ratas de las cavernas y zarigüeyas en el área donde ocurrió el caso para confirmar que estos mamíferos estaban infectados. Los análisis están en curso.

Síntomas de la enfermedad.

El síntoma más común de la meningitis eosinofílica es el dolor de cabeza. La rigidez del cuello y la fiebre, comunes en otras formas de la enfermedad, son raras en la meningitis transmitida por caracoles.

Algunos pacientes experimentan alteraciones visuales, náuseas, vómitos y parestesias persistentes (sensación de hormigueo o entumecimiento). En la mayoría de los casos, la persona se recupera espontáneamente. Sin embargo, el seguimiento médico es importante porque algunas personas desarrollan afecciones graves que pueden provocar la muerte.

El tratamiento busca reducir la inflamación en el sistema nervioso central y aliviar el dolor, además de prevenir complicaciones.

Cuidado

El jefe del Laboratorio de Malacología señala tres principales medidas para evitar la plaga de caracoles: precaución en el trato con ellos, limpieza de verduras y no comer estos animales crudos o poco cocidos.

READ  Entendemos cómo la ropa puede enfermarnos

En algunas zonas, es común encontrar caracoles cerca de casas y lugares donde hay presencia humana. El más común es Achatina fulica, comúnmente conocido como caracol gigante africano.

Las autoridades sanitarias recomiendan el exterminio de estos moluscos mediante la recolección manual, pero siempre utilizando guantes o bolsas de plástico para proteger las manos. Luego ponlos en una olla con agua hirviendo durante cinco minutos. Luego rompa las cáscaras y entiérrelas o tírelas a la basura.

Esta precaución de romper la protección viene para que no se convierta en un caldo de cultivo para la bacteria Aedes aegypti transmisora ​​de enfermedades como el dengue, el Zika y el chikungunya.

Si no se exponen al agua hirviendo, las babosas recolectadas deben colocarse en un recipiente como un balde o palangana y sumergirse en una solución preparada con una parte de hipoclorito de sodio (lejía) por tres partes de agua. Después de 24 horas de remojo, se puede distribuir la solución y retirar las cáscaras.

Otras precauciones importantes incluyen: No comer mariscos crudos o poco cocidos, incluidos caracoles terrestres, babosas y caracoles acuáticos; Lavar bien las frutas y verduras, dejarlas en remojo durante 30 minutos en una mezcla con un litro de agua y una cucharada de lejía, luego enjuagarlas bien con agua corriente antes de comerlas.

Además de orientar a los habitantes, Fiocruz destaca la importancia de que los agentes de vigilancia municipal mapeen los riesgos de infección, mediante la recolección periódica de moluscos y su envío para análisis parasitológicos realizados por el Servicio de Referencia COI/Fiocruz.

«Son pocos los municipios que envían periódicamente muestras para análisis de parásitos, y los servicios de vigilancia de vectores a menudo necesitan centrar sus equipos en el control de enfermedades epidémicas, como el dengue, y la vigilancia de los caracoles queda desprotegida», afirma Elisangela Feitosa, coordinadora del laboratorio de referencia.

READ  El alcalde de Bosnia y Herzegovina anuncia el fin del uso obligatorio del bozal en espacios cerrados - Gerais

Nova Iguaçu es una de las ciudades donde el seguimiento se realiza periódicamente. “En general, los residentes recurren a esta solicitud debido a las molestias que causa el caracol africano. Pero, sabiendo que tenemos una enfermedad emergente, recolectamos muestras para monitorear los parásitos y mostramos a los residentes cómo recolectar caracoles de manera segura, para tratar de reducirlos. eliminar ese vector”, explica el responsable del control de enfermedades en el municipio, José de Aremitia Brandão Lorenzo.

A través de un memorando, la Secretaría de Salud del Estado de Río de Janeiro informó que aún no había sido notificada por la Secretaría Municipal de Salud de Nova Iguaçu y que había movilizado un equipo técnico, el lunes (primero), para investigar el caso.

Fuente: Agencia Brasil