abril 14, 2024

Suspendidas vacunas contra el dengue para niños en SP – 08/03/2024 – Equilibrio e Saúde

Suspendidas vacunas contra el dengue para niños en SP – 08/03/2024 – Equilibrio e Saúde

Cinco de 11 ciudades de la región de Alto Tete, en el estado de São Paulo, han ampliado la vacunación contra el dengue para incluir a adolescentes de 12 a 14 años después de una disminución en la adherencia a la campaña de inmunización. Inicialmente, la administración se realizó a niños de 10 a 11 años.

Las ciudades que ya ampliaron el público objetivo de la inmunización son Arauja, Peritiba Merim, Guarulhos, Guararema y Santa Isabel. Mogi das Cruzes y Susano comenzarán a vacunar al grupo de 12 a 14 años a partir del próximo lunes (11). El martes (12), Poá también inicia las presentaciones de grupos de edad.

El miércoles (6), el Gobierno Federal publicó una nota técnica aconsejando a los municipios ampliar el grupo de edad de la población elegible para recibir la vacuna. Esta medida se tomó debido a la disminución de la demanda de la vacuna en los centros de salud.

Las 11 ciudades de Alto Tete son las únicas del estado incluidas en las dosis distribuidas por la administración. Las vacunas estaban destinadas a municipios con alta tasa de transmisión del virus y prevalencia del serotipo 2.

Según el Ministerio de Salud del estado de São Paulo, desde el 19 de febrero se han administrado más de 20,5 mil dosis, dando cobertura al 25,9% de la población elegible, o alrededor de 79 mil.

El estado tiene 169 mil 780 mil casos de dengue y 47 muertes. Se están investigando otras 154 muertes.

El porcentaje de vacunación en São Paulo es ligeramente superior al promedio nacional. Brasil ha vacunado al 20,2% de la población objetivo hasta este viernes (8). Según el Ministerio de Salud, se distribuyeron 1,2 millones de dosis a los estados y se administraron 249.335 mil dosis.

READ  Juez condena plan para financiar tratamiento especializado de autismo

El país registró más de 1,3 millones de casos probables de dengue y 363 muertes confirmadas por la enfermedad de enero a marzo de 2024. En el mismo período del año pasado, el país registró 207.000 registros.

Renato Kafouri, vicepresidente de la SBIm (Sociedad Brasileña de Inmunizaciones), afirma que la baja tasa de inmunización está relacionada con el tamaño de la campaña, que se dirige a unos 520 municipios.

«Luego está el tema de la comunicación. No se puede hacer a nivel nacional, hay que hacerlo a nivel estatal e incluso a nivel municipal. En otras palabras, no es fácil llegar a la población».

El médico también afirma que la vacunación no tiene capacidad para cambiar el curso de la enfermedad, ya que las dosis disponibles son bajas. «Vacunar a unos 3 millones de personas este año y a 4 millones el próximo no tendrá ningún impacto en las cifras de dengue. Obviamente protegerá a quienes estén vacunados, pero no es la estrategia que cambiará las cifras».

Para el Dr. Marcelo Otsuka, miembro del Departamento de Inmunización y Pediatría Legal de la Sociedad Paulista de Pediatría, la disminución de la adherencia está relacionada principalmente con el crecimiento de movimientos antivacunas y de medidas que desincentivan la práctica.

«Desafortunadamente, en muchos lugares ya no es obligatorio que los niños actualicen su calendario de vacunación para ir a la escuela. Esto es un gran problema porque ya no nos protegemos de muchas de las enfermedades que previenen las vacunas y que son un gran problema». ” incluido el dengue, que ha causado muertes en el país.

Otsuka también advierte que los síntomas del dengue en niños y niñas pueden diferir de los de los adultos. Según el médico, los niños son más vulnerables a sufrir afecciones graves que pueden provocar lo que se llama “shock”.

READ  ¿Qué es la fatiga del estilo de vida? Descubre si lo padeces

La falta de un tratamiento específico para el dengue también dificulta el manejo de la enfermedad. La recomendación es que los pacientes que reciban el diagnóstico estén hidratados y reciban seguimiento médico para controlar la función de los órganos hasta su completa recuperación.

El médico también advierte del peligro de la automedicación, que puede empeorar el cuadro. Las personas de 0 a 2 años, las que tienen comorbilidades y las personas mayores corren mayor riesgo.