diciembre 7, 2021

Morelos Habla

España en España es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

¿Por qué las muertes por otras enfermedades también condujeron a la epidemia?

Mateos Barreras – Estado Minas

Publicado el 24/10/2021 15:08

(Crédito: Jair Amaral / EM / DAPress)

El miedo al COVID-19 y la asfixia de los servicios médicos por la pandemia hizo que el supervisor de personal de 51 años Alex José de Oliveira Ferreira, residente de Itabrito, en la región central de Minas Gerais, tuviera que esperar semanas para una cita. Por acuerdo privado.

Si bien la demora agravó su condición hipertensiva, a pesar de cuidarse con los medicamentos recetados, también dejó de acudir a urgencias cuando no se encontraba bien, para evitar la unidad de urgencias.

Con solo dos días antes de que finalmente pudiera consultar, esta pareja tuvo un infarto y es padre de dos hijas.

Además de las más de 55.000 personas muertas en Minas Gerais por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2), un sistema de salud débil y, a menudo, el miedo a dejar el aislamiento en silencio ha matado a miles de pacientes de otras enfermedades que pueden controlarse. como lo ha hecho. con Alex.

Solo en la ciudad de Mushrif, que tiene una población de 53.000 y es una de las ciudades más ricas de la región, el número de muertes diarias no relacionadas con el covid-19 o por causas externas, como accidentes y delitos, aumentó en un 29% desde enero. a septiembre. 2021 en comparación con 2019 (el último año antes de la pandemia).

Los datos provienen del Ministerio de Salud del Estado de Minas Gerais (SES-MG), los cuales fueron recopilados mediante un informe del Estado de Minas.

La encuesta indica que en 2020, 391 municipios de Minas Gerais (46% del total 853) registraron más muertes diarias no por coronavirus que el año anterior. En 2021, este monto ya era de 333 a septiembre (39%). El aumento promedio en las muertes comparativas fue del 17% en 2020 y del 20% en 2021.

El mayor número de muertes está relacionado con enfermedades cardiovasculares, muchas de las cuales requieren seguimiento y medicación prescrita.

Tal fue el caso de Alex, según su esposa, supervisora ​​administrativa Mônica Lúcia dos Reis Ferreira, de 48 años.

Su cita estaba programada para el 11 de mayo, pero días antes se sintió mal. De 7-8, le pregunté si podíamos ir a una UPA en la ciudad, pero él no quería. Prefería descansar y recuperarse, y creía que la fecha estaba cerca y sería más seguro que una emergencia. Pero al noveno día estaba muy enfermo y los bomberos lo llevaron a la UPA, pero no resistió. Fue inesperado para nosotros, porque se veía bien y se estaba cuidando ”, dijo Monica.

READ  Corporación Regional de Salud - CE amplía el registro de tres licitaciones públicas con más de 6.000 vacantes

También residiendo en Itabirito, el director Fabio Junior Ribeiro, de 41 años, y su esposa necesitan atención especializada, pero han evitado acudir a los servicios médicos por temor al hacinamiento y posible transmisión del nuevo coronavirus.

«Tiene que hacerse una histerectomía y necesito que le extirpen la vesícula biliar, pero tenemos miedo de ir al hospital o vernos en los centros de salud. Con el avance de la vacunación ahora, nos sentiremos mucho más seguros», dice el funcionario.

La ama de casa Margaret Silva, de 57 años, perdió a su tía Luzia Silva, de 84, por un cáncer que se había extendido.

Tenía un control de salud, pero después de que el coronavirus comenzó a propagarse, ya no salió de casa por nada. Un día se enfermó y no recibió más tratamiento ”, relata. La panadera Cassia Maria da Silva, de 45 años, perdió a su tía Eraselda Silva, de 60 años, quien padecía una enfermedad cardíaca, que vive en el municipio de Moeda. miedo de consultar., de llegar a centros de salud llenos de personas sospechosas de tener COVID-19. Lo peor fue que intentaron enterrarla como si tuviera la enfermedad, pero pudimos revertirla y al menos podría estar enterrado en un espacio abierto, cosa que muchos de ellos no hicieron, porque el COVID-19 obliga a cerrar el lugar ”, dice.

El doctor Carlos Starling, especialista en enfermedades infecciosas y miembro del Comité de Lucha contra el COVID-19 del Ayuntamiento de Belo Horizonte, ve este aumento de muertes como resultado indirecto de una epidemia como la que enfrentamos hoy, con la necesidad de aislamiento social y aislamiento. Precauciones.

Son consecuencia de varios factores en una epidemia, como el hacinamiento en el sistema debido a una enfermedad. Así como las personas debían mantenerse alejadas, también hubo una disminución en el monitoreo de otras condiciones de salud y el aplazamiento de cirugías y tratamientos. Ciertamente, fue muy dañino para quienes ya tenían un estado de salud que empeoraba ”, señala Starling.

READ  Bahía reporta 590 nuevos casos de Covid-19 y 6 muertes más por la enfermedad

«El hacinamiento del sistema de salud con una sola enfermedad no permite el tratamiento de otras enfermedades importantes. En la epidemia, no solo se vieron afectados los infectados y necesitados de atención, sino también los que perdieron la oportunidad de tratamiento. La situación no fue peor porque Muchas de las ciudades de referencia, como Belo Horizonte, supo adaptarse a estas demandas, incluyendo alianzas esenciales con el sector privado de la salud ”, considera el especialista en enfermedades infecciosas.

La tasa de mortalidad por enfermedades no respiratorias aumentó en un 43%

En Brasil, cabe destacar el aumento de la tasa diaria de mortalidad por enfermedades no respiratorias, que aumentó casi un 43%, en comparación con 2019, el último año antes de la pandemia, con los datos de este año, solo al 10 de septiembre.

En la región Sudeste, el aumento fue del 44,3% en la misma comparación diaria.

El aumento de muertes en el escenario nacional se constató en los datos del Ministerio de Salud enviados al informe sobre pacientes que no combatieron enfermedades no respiratorias.

Sin embargo, puede contener distorsiones, ya que incluye casos en los que los médicos aún informan muertes por el virus Covid-19, como «otras enfermedades infecciosas no especificadas».

Según las cifras, en Brasil, en 2019, 3.254 personas murieron por día, en promedio, por causas no respiratorias (excluyendo accidentes, delitos y otros factores externos).

El número aumentó en 2020, el primer año de la epidemia, a 3.866 muertes diarias, con una tasa de crecimiento del 19%, pero en 2021 sufrió un salto del 43% en comparación con 2019, cuando el número de muertes alcanzó los 4.640 pacientes cada 24 horas.

Las regiones con el mayor aumento diario de muertes por enfermedades no respiratorias en 2021, en comparación con 2019, fueron el Medio Oeste (62%), el Sur (51%), el Norte (50%), el Sudeste (44%) y el Noreste (28%).

Las enfermedades con mayor aumento de muertes en 2021 fueron la cardiopatía isquémica, con un promedio de 274 muertes por día. vasculatura cerebral, que llega a 246 cada 24 horas; y diabetes, con 184 muertes diarias.

READ  El personal del Hospital Baume Pasteur aplaude y rinde homenaje a la enfermera fallecida el martes en Varginha

En Minas Gerais, la enfermedad cerebrovascular es la principal causa de muerte. Solo en los distritos de salud total occidental, oriental y sudoriental hay más muertes por cardiopatía isquémica.

Repercusiones de suspender citas y cirugías

SES-MG confirma que tantos pacientes se han visto afectados por la epidemia, incluso sin infección por covid-19, que los procedimientos electivos, como cirugías y consultas, se han suspendido como una forma de prevenir una posible sobrecarga en la red de salud pública.

“También se han suspendido, parcial o totalmente, los servicios de atención directa, presencial, en consultorios externos con la asistencia de personas con necesidad de rehabilitación, hipertensos, diabéticos y atención odontológica (para pacientes), entre otros”. añadió.

Sin embargo, el volumen destaca que a partir de finales de 2020 y a lo largo de 2021, los servicios ambulatorios y electivos hospitalarios se han retomado “de manera responsable y ordenada, a través de la acción estratégica Cuida de Minas, un programa que busca asegurar la integralidad y continuidad de la atención de usuarios del SUS con enfermedades crónicas y preexistentes. ”Otros servicios de salud necesitan asistencia incluso durante una pandemia. También vale la pena señalar que los servicios de emergencia y urgencia nunca se han detenido”, informó la Secretaría.

Actualmente, el SES-MG está informando la evaluación de la dotación de personal para los proveedores de salud y el nuevo plan de gestión hospitalaria para cirugías electivas.

El Ministerio de Salud afirma que brinda apoyo irrestricto a los gerentes locales del SUS (estados y municipios) para la realización de cirugías, y agrega que ha emitido R $ 350 millones en recursos adicionales, transferidos luego de constancia de trámites.

“Como resultado de la distribución de más de 300 millones de dosis de la vacuna covid-19 en todo el país, Brasil ha cruzado la marca de más de 100 millones de brasileños completamente vacunados, superando el 60% del público objetivo vacunado con dos dosis de la vacuna o una sistema inmunológico de dosis única. El resultado fue que los esfuerzos del gobierno federal, junto con los estados y municipios, brindan un escenario pandémico más fresco, con menos casos y muertes, y un sistema de salud pública menos estresado «.