Inicio Opinión Hasta la Cocina Paridad laboral en 2030

Paridad laboral en 2030

36
0

Mañana se conmemora -y digo “conmemora”, porque en las condiciones actuales no hay motivo de festejo- lo que en casi todo el mundo se llama y celebra como Día Internacional de la Mujer. Para este aniversario la ONU Mujeres tendrá como tema “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”. O sea que faltan bastantes añitos para que la igualdad en lo laboral sea pareja con los señores.

Y por cierto, las mujeres, todas, no es que no trabajen, sino que por lo que hacen no reciben un salario, y a veces, ni siquiera se les dan las gracias. Los números, que ya sabemos son diferentes en cada país, confirman que apenas 50 por ciento de las mujeres en edad de trabajar, en el sentido de emplearse y recibir un salario por ello, representan la población activa mundial, frente a 76 por ciento de los hombres.

Se aclara en el documento de la ONU que “una abrumadora mayoría de las mujeres que trabajan, lo hacen en la economía informal, subvencionando el trabajo de cuidados y doméstico y se concentran en empleos peor remunerados y con menos calificaciones, con poca o ninguna protección social”. Y ojo: ese mismo documento argumenta que “lograr la igualdad de género en el trabajo es indispensable para el desarrollo sostenible”… Menos mal que para esa paridad de 50-50, la propia ONU se pone la meta hasta 2030.

Lo que no deja de ser optimista, estando las cosas como están. Pese a lo que ya sabíamos y nos lo confirma la propia ONU, si las cuestiones de paridad en el trabajo están como están, para el mundo femenino en general, se ha dado cierto avance en algunos aspectos. En tanto en otros, el tema de género parece una interminable cha-cha-cha en el que se da un pasito hacia adelante y otros para atrás.

En la cuestión de las mujeres suele darse esa danza, y entonces observamos que en países que se suponía el tema femenino iba a la vanguardia, de vez en vez intervienen sectores retrógradas para volver a tiempos que se suponía superados como ocurre ahora en los Estados Unidos bajo el mandato de Trump que se vuelve a hablar de castigar el aborto, y se pretende volver a la concepción públicamente degradada de la mujer.

Pero ya habrá tiempo para seguir con el tema, porque el 8 de marzo todo serán discursos sobre la mujer y, por supuesto, no faltaran los políticos de siempre que sobran aprovecharse acaparando micrófonos y reflectores.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------