julio 13, 2024

Moneda que no debería existir

Moneda que no debería existir

Explora las complejidades Economía En Perú, investigadores de la Pontificia Universidad Católica del Perú en Lima descubrieron recientemente un misterio fascinante.

Mientras investigaban el papel moneda y el desarrollo económico a lo largo de los siglos, se toparon con una moneda que, en teoría, nunca se suponía que existiera: una pequeña moneda peruana de 10 centavos, conocida en ese momento como «denero».

Estas monedas, distribuidas por comerciantes locales, datan de 1899, año en el que la Casa de Moneda del Perú no emitió monedas de este valor.

A primera vista, las monedas estaban impecables y representaban características comunes de la época, como el escudo de armas y la imagen de la Diosa de la Libertad. Sin embargo, surgió un gran problema: estas monedas no eran auténticas. El análisis reveló una composición mineral diferente a la de la menta peruana estándar.

El misterio se revela: falsificando el pasado

Foto: Reproducción/estudio de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

al comer monedas En el laboratorio de química, los investigadores descubren la verdad detrás de este misterio centenario. Las falsificaciones estaban hechas principalmente de cobre, zinc y níquel, una aleación conocida como alpaca, común en artículos para el hogar pero no utilizada por la Casa de Moneda del Perú, que tradicionalmente utiliza plata.

Destacando productos falsificados

La comparación entre la moneda oficial y la moneda misteriosa se ha llevado a un nuevo nivel con la exposición a rayos X y el análisis de la luz reflejada por ambas. El resultado fue la confirmación de la composición inadecuada de la moneda de 1899, revelando su carácter fraudulento. Los detalles de este descubrimiento se compartieron en un artículo de la revista Heritage Science.

READ  Haddad dice que el déficit fue causado por los pagos deficitarios del gobierno de Bolsonaro

Pero el misterio persiste: ¿quién es el artífice de este proyecto? Ésta es una cuestión que todavía despierta la curiosidad de los científicos. En busca de respuestas, los investigadores planean colaborar con un coleccionista de monedas, que posee monedas desde 1830, incluida otra de 1899.

La hipótesis es que un estafador se aprovechó de la delicada situación económica del Perú tras la Guerra del Pacífico, y llevó a cabo estafas principalmente entre los pobres, que comerciaban con monedas de bajo valor en los mercados abiertos.

Con la aparición de nuevos estudios, fecha Esta extraña moneda falsificada promete revelar más sobre un período económico difícil en la historia del Perú, destacando cómo los desafíos económicos pueden inspirar creatividad (o fraude) incluso en los elementos más simples de la vida cotidiana.