junio 21, 2024

Más de uno de cada cuatro niños vive en pobreza alimentaria grave

Más de uno de cada cuatro niños vive en pobreza alimentaria grave

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha advertido que más de uno de cada cuatro niños menores de cinco años vive en «pobreza alimentaria grave».

Esto significa que más de 180 millones de niños corren el riesgo de sufrir graves consecuencias para su salud si no tienen acceso a una dieta nutritiva y variada, según un informe publicado por UNICEF el miércoles por la noche.

Harriet Tourlis, una de las autoras del informe, dijo a la Agence France-Presse que un número sorprendente de niños «viven con una dieta muy pobre, consumiendo productos de dos o menos grupos de alimentos».

Según las recomendaciones de UNICEF, los niños pequeños deben comer diariamente alimentos de al menos cinco de ocho grupos de alimentos (leche materna, cereales, frutas y verduras ricas en vitamina A, carne o pescado, huevos, productos lácteos, legumbres y otras frutas y verduras). ). verduras).

Sin embargo, 440 millones de niños menores de cinco años (o el 66%), que viven en alrededor de un centenar de países de ingresos bajos y medios, no tienen acceso a estos grupos todos los días y viven en un estado de “pobreza alimentaria”. «.

De ellos, alrededor de 181 millones (27%) consumen, como máximo, alimentos de dos grupos.

La directora de Unicef ​​advirtió que aquellos “niños que comen sólo dos grupos de alimentos al día, por ejemplo arroz y un poco de leche, tienen un 50% más de probabilidades de sufrir formas graves de desnutrición”, como debilidad progresiva que puede provocar la muerte. Catherine Russell en un comunicado

Estos niños sobreviven y prosperan, pero “no prosperan, tienen menos éxito en la escuela y, cuando son adultos, tienen más dificultades para ganarse la vida, lo que perpetúa el ciclo de pobreza de generación en generación”, explicó Harriet.

READ  Descubierto un pasaje secreto detrás de una estantería en una casa de 500 años - Casa Vogue

La experta en nutrición añadió: “El cerebro, el corazón y el sistema inmunológico, que son elementos importantes para el crecimiento y la protección contra enfermedades, dependen de vitaminas, minerales y proteínas”.

La pobreza alimentaria extrema se concentra en 20 países, con situaciones de particular preocupación en Somalia (63% de los niños menores de cinco años afectados), la República de Guinea (54%), Guinea-Bissau (53%) y Afganistán (49%).

Aunque no se dispone de datos sobre los países ricos, los niños de familias pobres también enfrentan esta deficiencia nutricional.

El informe llama la atención sobre la situación en la Franja de Gaza, donde la ofensiva israelí, provocada por el ataque sin precedentes lanzado por el movimiento islamista palestino Hamás el 7 de octubre, provocó el “colapso de los sistemas alimentarios y sanitarios”.

A nivel mundial, el informe señala sólo «lentos avances» en los últimos diez años en la lucha contra la pobreza alimentaria y aboga por la introducción de mecanismos de protección social y ayuda humanitaria para los grupos más vulnerables.

También abogó por la transformación del sistema agroalimentario, culpando a las bebidas con alto contenido de azúcar y a los platos industriales ultraprocesados, «comercializados agresivamente a las familias, que se han convertido en la norma en la dieta de los niños».

Estos productos suelen ser “de precio barato, pero también muy ricos en calorías, salados y grasos”. Suprime el hambre, pero no aporta las vitaminas y minerales que los niños necesitan”, explicó Harriet Tourlis.

*Está prohibida la reproducción de este contenido.