febrero 28, 2024

Fernando Lázaro descansará en paz tras el clásico.  Ruggero Cini, no tanto

Fernando Lázaro descansará en paz tras el clásico. Ruggero Cini, no tanto

Mis expectativas para Magistoso no eran tan altas como para la final de la Supercopa. São Paulo x corintios Solo jugaron un partido razonable, lo que demuestra que hay un abismo de diferencia entre Flamengo y Palmeiras.

La primera mitad del Clásico Morumbi también mostró que la Tricolor necesitará trabajar mucho para armar un buen equipo, pero no veo en este momento una oportunidad de jugar por un título, excepto Paulista. Mientras tanto, el Corinthians mostró un cambio importante con respecto a las dos temporadas anteriores, a saber, precisión y objetividad.

Fernando Lázaro tiene un mejor equipo entre manos, más conectado y con más experiencia que Rogero Ceni.

En la primera mitad, Sao Paulo falló muchos pases y también tropezó con la defensa.

El Corinthians tiene un gran jugador, técnica y visión de juego en Renato Augusto, lo que lo convierte en un centro del campo muy creativo, mientras que Rooney y De Queiroz anotaron para que Renato pensara y actuara.

El centrocampista tricolor está muy limitado en creatividad. Mendes, Pablo Maya y Rodrigo Néstor tienen más atributos defensivos, con buenos pases, pero luchan en la creación.

El lado de Ruggiero no amenazó efectivamente a la defensa corintia. Los de Fernando Lázaro lograron armar dos jugadas rápidas, una por cada lado.

El primero, por la derecha, fue un gran pase de Renato a Wagner, que empujó atrás, atrapó muy bien a Edson, palmeó y convirtió el primero.

En cuanto al segundo gol de Addson, la jugada desde la izquierda de Roger Geddis fue destacable por su velocidad, persistencia, técnica y visión, pues brindó una asistencia que dejó a Adson solo, sin portero, y solo tuvo que presionar por el balón. para entrar en la red.

READ  Felipe Melo, del Fluminense, gana el anillo plagado de títulos de la Libertadores: "Tri da América" ​​| fluminense

En las pocas veces que el Sao Paulo se ha mostrado agresivo, Cassio ha demostrado que ha comenzado 2023 en buena forma. Rápido, ágil y, como siempre, muy seguro.

A los hinchas del Tricolor no les gustó lo que vieron y empezaron a pedirle a Luciano N° 10 que se uniera.

En la segunda mitad, el equipo de Ruggiero volvió más alerta y agresivo. Después de todo, al menos tenía que intentar vengarse.

Cambió de equipo en el primer tiempo, quitó a Orejuela, que se perdió todo en el primer tiempo y le costó mucho marcarle a Róger Guedes, y metió al debutante Caio Paulista, estabilizando la defensa. Y fue atrevido sacar del volante a Pablo Maya y, cuidando a su afición, poner al timón a Luciano.

Pero, incluso cuando el Corintios tuvo problemas, lograron tomar el control del partido. Solo era necesario ser más persistente al tratar de matar el juego.

La tricolor apretó el puño y empezó a hacer sufrir primero al Corinthians, con un cabezazo de Arboleda que no llegó ni por un pelo.

Luego, el centrocampista defensivo ecuatoriano Méndez realizó un soberbio disparo desde fuera del área que pegó en el larguero, desde un ángulo derecho, provocando la curva mortal de Cassio en la jugada.

Hasta el momento en que funcionó la jugada, Luciano corría libre dentro del área. Disparó muy bien, anotando el gol tricolor.

En ese momento, el partido se incendió y el São Paulo comenzó a empujar al Corinthians a su propio territorio. Con la salida de Renato Augusto, Yuri Alberto y el hombre del juego Adson, el equipo perdió el contragolpe y dominó.

READ  Tras ser objetivo del Botafogo, Junior Urso impacta con Vasco, y De La Cruz renueva con River Plate

El Sao Paulo todavía tuvo otra oportunidad con Luciano, que disparó bien, pero el balón se fue por encima del larguero de Cassio.

Corintios ganó 2-1 y rompió el tabú de los 11 partidos sin vencer a Magistoso en Morumbi.

Gran triunfo de Fernando Lázaro para seguir con su trabajo tranquilo y sin presiones.

La derrota fue terrible para Rogerio Ceni y São Paulo, porque ahora la carga sería muy alta. Porque, en cuanto a mí, el equipo es inferior al del año pasado y no veo un año tranquilo para la Tricolor.