julio 16, 2024

El planeta azul donde llueve cristales y huele a huevos podridos y a pedos |  Ciencias

El planeta azul donde llueve cristales y huele a huevos podridos y a pedos | Ciencias

HD 189733 b está a 64 años luz de la Tierra. Temperaturas abrasadoras de casi 1.000 grados centígrados, lluvia cristalina y vientos de más de 8.000 kilómetros por hora – Foto: Roberto Moller Candanosa/Universidad Johns Hopkins

Científicos de la Universidad Johns Hopkins en EE.UU. utilizaron datos del telescopio espacial James Webb para estudiar el exoplaneta conocido como HD 189733 b, un gigante gaseoso del tamaño de Júpiter.

Descubrieron que la atmósfera del planeta contiene trazas de sulfuro de hidrógeno, que es la molécula responsable del olor característico de los huevos podridos y de los gases liberados por las flatulencias en los humanos.

Tiene temperaturas abrasadoras que rondan los 1.000 grados centígrados, su lluvia es de cristal (por su proximidad al sol y porque está compuesta principalmente de gases) y vientos con rachas superiores a los 8.000 kilómetros por hora.

«Si la nariz pudiera funcionar a 1.000 grados Celsius, la atmósfera olería a huevos podridos», dijo el Dr. Guangwei Fu, astrofísico de la Universidad Johns Hopkins que dirigió la investigación.

Ubicado a sólo 64 años luz de la Tierra, HD 189733b es el “Júpiter caliente” más cercano que los astrónomos pueden ver pasando frente a su estrella. Fu explicó que esto lo ha convertido, desde su descubrimiento en 2005, en una referencia para estudios detallados de las atmósferas de exoplanetas.

El exoplaneta está aproximadamente 13 veces más cerca de su estrella que Mercurio del Sol, y tarda unos dos días terrestres en completar una órbita.

Este es uno de los primeros descubrimientos de sulfuro de hidrógeno en un exoplaneta.

Sin embargo, encontrar sulfuro de hidrógeno es un paso hacia la comprensión de cómo se forman los planetas, según los investigadores.

«No buscamos vida en este planeta porque hace demasiado calor. Pero encontrar sulfuro de hidrógeno es un punto de partida para encontrar esta molécula en otros planetas y comprender mejor cómo se forman los diferentes tipos de planetas», dijo Fu.

Además de detectar sulfuro de hidrógeno y medir el azufre total en la atmósfera de HD 189733 b, los científicos evaluaron sus principales fuentes de oxígeno y carbono: agua, dióxido de carbono y monóxido de carbono.

«El azufre es un elemento vital para construir moléculas más complejas, al igual que el carbono, el nitrógeno, el oxígeno y el fosfato», dijo Fu. «Los científicos necesitan estudiarlo más a fondo para comprender cómo se forman los planetas y de qué están hechos».

El exoplaneta es demasiado caliente para albergar vida – Imagen: Roberto Molar Candanosa/Universidad Johns Hopkins

Con una precisión sin precedentes, los investigadores también descartaron la presencia de metano en HD 189733 b y midieron los niveles de metales pesados.

Los planetas gigantes de hielo de baja masa, como Neptuno y Urano, contienen más metales que los planetas gigantes gaseosos como Júpiter y Saturno, que son los planetas más grandes del sistema solar.

La mayor presencia de metales indica que durante sus primeros periodos de formación, Neptuno y Urano acumularon mayores cantidades de hielo, rocas y otros elementos pesados ​​que gases como el hidrógeno y el helio.

Fu explicó que los científicos quieren determinar si esta conexión también se aplica a los exoplanetas.

El telescopio espacial James Webb ha abierto una nueva ventana para analizar la composición de exoplanetas – Imagen: NASA, ESA, CSA, NORTHROP GRUMMAN

Telescopio revolucionario

James Webb abre una nueva ventana para analizar sustancias químicas encontradas en planetas distantes y ayudar a los astrónomos a aprender más sobre sus orígenes.

“Es verdaderamente una revolución en el campo de la astronomía. Ha cumplido lo que prometimos e incluso superó nuestras expectativas en ciertos aspectos”, afirmó el Dr. Fu.

En los próximos meses, el equipo de Fu planea utilizar datos del telescopio espacial para rastrear el azufre en otros exoplanetas y comprender cómo los niveles elevados de la sustancia afectan a qué tan lejos se forman de sus estrellas madre.

El estudio fue publicado en la revista Nature.

video: Insect Life: un investigador crea una ‘realidad’ en las redes y muestra a las hormigas peleando por pakoka

Insect Life: un investigador crea una ‘realidad’ en las redes y muestra a las hormigas peleando por pakoka