enero 27, 2023

Morelos Habla

España en España es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

El Papa: Sugiere una liturgia que imite a la congregación para crecer en la vida litúrgica

“El maestro enseña la liturgia cuando conduce al encuentro con el misterio pascual de Cristo. Al mismo tiempo, debe procurar todo para que la liturgia brille con decencia, sencillez y orden. El servicio del maestro es servicio: colabora con el obispo al servicio de la sociedad», dijo Francisco a los participantes del curso «Vivir el trabajo» durante toda la liturgia.

Mariangela Jajuraba – Vatican News

El Papa Francisco recibió, el viernes (20/1), en el Vaticano, a los participantes del curso promovido por el Pontificio Instituto San Anselmo para los líderes de la diócesis en las celebraciones litúrgicas.

Según el Papa, “Este ciclo, que ya está completo, corresponde a las indicaciones de la exhortación desiderio en formación litúrgica. De hecho, cuidar las festividades requiere preparación y compromiso. Los obispos, en nuestro ministerio, somos muy conscientes de ello, porque necesitamos la colaboración de quienes preparan las liturgias y nos ayudan a cumplir nuestra misión de presidir las oraciones de los santos.

La liturgia, el primer arte eclesiástico

«Vuestro servicio a la liturgia requiere, además de un profundo conocimiento, un profundo sentido pastoral. Así que me alegra verlos una vez más renovar su compromiso con el estudio de la liturgia. Por esta razón, la liturgia nunca se posee en su totalidad, ni se aprende como conceptos, oficios y habilidades humanos. Es el primer arte de la Iglesia, que la configura y caracteriza.

Posteriormente, Francisco hizo algunas reflexiones sobre el curso del procedimiento de reforma litúrgica. Según él, hoy en día ya no se habla de un «maestro de ceremonias», es decir, una persona que se ocupa de las «ceremonias sagradas». Los libros litúrgicos indican Maestro de ceremonias. El Maestro enseña la liturgia cuando conduce al encuentro con el Misterio Pascual de Cristo. Al mismo tiempo, todo debe estar dispuesto para que la Misa brille con decencia, sencillez y orden. Destacó que el servicio del maestro es diaconiano: coopera con el obispo al servicio de la comunidad.

READ  Una nueva variante secundaria puede volver a infectar rápidamente incluso a aquellos que ya están protegidos de Covid

El maestro primero crece en la escuela de liturgia.

Según el Papa, uno de los objetivos del Concilio Vaticano II fue acompañar a los fieles «a recuperar la capacidad de vivir plenamente la acción litúrgica y seguir asombrados de lo que sucede en la celebración ante nuestros ojos». ¿Cómo logro esto? La respuesta ya se encuentra en la Sacrosanctum Concilium que, en el versículo 14, recomienda la formación de los creyentes. “Por tanto, el maestro, ante todo, crece en la escuela de liturgia y participa en la misión pastoral de formación del clero y de los fieles”, dijo el Pontífice.

Según Francisco, «uno de los aspectos más complejos de la reforma es su implementación práctica, es decir, la forma en que se traduce en la vida cotidiana lo establecido por los Padres Conciliares. Entre los principales responsables de la implementación práctica se encuentra el maestro, quien acompaña al director del departamento pastoral de las congregaciones litúrgicas y diocesanas, a los presbíteros y a los demás servidores para realizar la práctica ceremonial a que se refiere el Sínodo, y esto se hace sobre todo por ceremonial.

crecimiento en la vida litúrgica

Cuando el encargado de las ceremonias acompaña al obispo a la parroquia, es bueno apreciar el modo de vivir ceremonial allí. No tiene sentido tener un bonito «desfile» cuando el obispo está allí y luego todo vuelve a ser como antes. Su tarea no es organizar una liturgia para un solo día, sino sugerir una liturgia que pueda ser emulada, con modificaciones tales que la congregación pueda incorporar para crecer en la vida litúrgica.

READ  Sydney reabre después de 106 días de confinamiento

El Papa les instó a «guardar silencio». “Particularmente antes de las ceremonias, ayude a la asamblea y a los curadores a concentrarse en lo que se hará. Los armarios suelen ser ruidosos antes y después de las ceremonias, pero el silencio se abre y prepara el misterio, permitiendo la fusión, resonando el eco de la palabra escuchada. La fraternidad es hermosa, saludarse, pero es el encuentro con Jesús lo que da sentido a nuestro encuentro y a nuestro reencuentro. Debemos redescubrir el silencio y apreciarlo”.