abril 15, 2024

Dormir bien puede añadir casi 5 años a tu vida

Dormir bien puede añadir casi 5 años a tu vida

Dormir sigue siendo una excelente manera de cuidar su salud, sin embargo, la falta de sueño reduce las demandas de la vida moderna. Sin embargo, para estos becarios de Harvard, esto puede tener un costo muy alto. Esto se debe a que dormir bien aumenta la esperanza de vida y puede ser uno de los grandes secretos longevidad.

El daño de no dormir bien

Desafortunadamente, nuestra generación no prioriza una buena noche de sueño, sino que prefiere el trabajo y el estudio excesivos. Esto puede conducir a una serie de problemas neurológicos y de salud en su conjunto. Comience por la salud del propio cerebro, porque una rutina de sueño difícil conduce a problemas de memoria e incluso reduce el tejido. cerebral.

Además, la falta de sueño puede hacerte más estable emocionalmente, por lo que es más probable que tengas momentos del día que sean capaces de generar estrés. Así, existe una clara relación entre la falta de sueño y algunos problemas psicológicos graves como la ansiedad, la depresión e incluso la demencia.

Pero no es solo la mente la que sufre, porque la falta de sueño daña tu sistema inmunológico y te hace más susceptible a las enfermedades. Además, un nuevo estudio de Harvard muestra que una persona que duerme mal perderá casi cinco años de esperanza de vida. Esta estadística es aún peor en los hombres, que a menudo tienen otros problemas de salud.

¿Cómo duermes bien?

Quizás la gran pregunta que debes hacerte frente a toda esta información es qué tan bien duermes realmente. Después de todo, nuestra generación se encuentra en un aprieto con la ansiedad que mantiene a todos despiertos por la noche. Para ello, los expertos destacan la necesidad de una buena higiene del sueño. Este consiste en crear hábitos que preparen tu cuerpo para el tiempo de descanso.

READ  Las primeras dosis de vacuna antigripal llegan a MS

Por ejemplo, se recomienda fijar una hora para acostarse, y antes abandonar las pantallas del móvil, el ordenador y la televisión, porque impiden conciliar el sueño. En su lugar, intente refrescar su cuerpo dándose una ducha una hora antes de acostarse y leyendo algunas páginas de un buen libro en la cama. Evitar la cafeína y los azúcares por la noche también ayuda.