febrero 26, 2024

¿Dolor en la planta del pie?  Conozca los síntomas de la fascitis plantar

¿Dolor en la planta del pie? Conozca los síntomas de la fascitis plantar

Una sensación de ardor en las plantas de los pies, dificultad para caminar, dolor al estar de pie y malestar pueden ser signos de que la salud del pie necesita atención y pueden indicar algo más grave, como la fascitis plantar. «Esta estructura es fundamental para la calidad de la marcha y la propulsión de los pasos. Si está inflamada, hace que el movimiento sea una tarea ardua», explica Caio Maringoni, fisioterapeuta.


¿Cómo ocurre y se manifiesta la fascitis plantar?

Según el especialista, la fascitis plantar suele manifestarse por un dolor agudo e intenso en la zona media del talón y que se extiende hasta la planta del pie, especialmente al dar los primeros pasos después de periodos de descanso prolongado, como al despertar. Por la mañana o después de un largo periodo de estar sentado. Este dolor inicial se puede describir como una sensación de malestar que tiende a disminuir a medida que la persona continúa moviéndose. Pero a lo largo del día, el dolor puede intensificarse nuevamente, especialmente después de actividades que requieren estar de pie durante períodos prolongados.

«El uso de zapatos que no le quedan bien puede empeorar los síntomas de la fascitis plantar. Por ejemplo, las mujeres que usan tacones altos con frecuencia pueden experimentar un aumento significativo del dolor en la zona del talón. Los tacones altos ejercen una presión adicional sobre la fascia plantar, lo que contribuye a la sensación de Malestar y dolor. Además, puede haber una sensación de ardor en las plantas de los pies, acompañada de una sensación de pesadez y presión. El malestar puede continuar incluso después de quitarse los zapatos, lo que pone de relieve la naturaleza persistente y debilitante de la fascitis plantar.

 

READ  Roncando, durmiendo y cansado, Leo Jaime cuenta cómo se enteró que tenía apnea - 27/07/2022


Cómo tratar

Maringoni destaca que el tratamiento de la fascitis plantar debe priorizar la intervención combinada, es decir, varias intervenciones juntas, cada una de las cuales tiene su importancia, como: estiramientos específicos, rehabilitación con terapia manual, vendajes rígidos, férulas nocturnas para quienes la padecen. Dolor al recoger sus pertenencias. Primeros pasos del día y zapatillas personalizadas.

Respecto a la inclusión de estiramientos y ejercicios en el tratamiento, Maringoni destaca que se deben realizar con regularidad para aliviar la tensión en el tendón de Aquiles y la fascia plantar. El paciente también puede rotar la articulación del tobillo mediante movimientos suaves para mejorar la flexibilidad y reducir el dolor, y ejercicios para fortalecer los músculos de la parte inferior de la pierna, como elevaciones de pantorrilla.

«Todos estos son ejercicios particularmente útiles y de apoyo. Con el tratamiento adecuado, es posible evitar que la inflamación se propague. El objetivo siempre es permitir que los pacientes reanuden sus actividades diarias normalmente, porque la fascitis plantar no tiene por qué ser así y no debería ser.» Un obstáculo insalvable”, concluye Maringoni.