julio 24, 2024

Detenido en Río de Janeiro un electricista sospechoso de trabajar como médico

Detenido en Río de Janeiro un electricista sospechoso de trabajar como médico

También fueron detenidos un médico extranjero y un falso anestesiólogo. El médico peruano Jaime Javier García Caro, de 44 años, y el colombiano Jean Paul Pérez Barraza, de 29 años, quienes se hicieron pasar por anestesiólogo, fueron sorprendidos con las manos en la masa en sus domicilios.

También fue detenido el responsable de captar clientes. Antonia Gerda Araujo Pinto, de 55 años, fue detenida mientras atendía pacientes en una clínica ubicada en el centro de Duque de Caxias (RJ). Ella era la responsable de atraer a las víctimas para que se sometieran a cirugía plástica.

Los cinco prisioneros son sospechosos de formar parte de una banda que realiza cirugía plástica ilegal. Según la Policía Civil de Río de Janeiro, la asociación criminal utilizó influencers y publicaciones en las redes sociales para atraer a las víctimas a someterse a procedimientos estéticos en clínicas secretas de la Baixada Fluminense. Se emitieron órdenes de detención provisionales en los municipios de Realengo, Rio das Ostras, Parque Anchieta y Duque de Caxias.

La policía cerró la clínica en Nova Iguaçu. El lugar no contaba con la licencia sanitaria correspondiente. Entre las cirugías que se realizan en la clínica se encuentran la liposucción, el aumento de senos y la mastopexia (implantes de silicona). El grupo será responsable de asociación delictuosa, ejercicio ilegal de la medicina, lesiones corporales graves y realización de servicio de alto riesgo.

Ey UOL Se comunicó telefónicamente con la Clínica de Día Iguaçu Plástica, pero no hubo respuesta. No se encontró defensa para los demás prisioneros. El campo permanece abierto para manifestaciones.

READ  La jornada de hoy finaliza con cuatro categorías

El paciente resultó gravemente herido.

Jaime Javier García Caro y Jean-Paul Pérez Barraza Foto: Reproducción / Redes Sociales y CREMERJ

El paciente resultó gravemente herido. En noviembre de 2023, una de las víctimas se sometió a una liposucción y sufrió graves consecuencias, siendo trasladada en estado grave al Hospital Adão Pereira Nunes. La investigación arrojó que el lugar no contaba con ninguna estructura para posibles complicaciones con los pacientes.