julio 25, 2024

Descubra cómo Japón sorprendió a España y qué lecciones tiene este partido para Brasil

Descubra cómo Japón sorprendió a España y qué lecciones tiene este partido para Brasil

La menor cantidad de posesiones en la historia de la Copa del Mundo, un pase que parecía venir desde fuera de los límites de la cancha y un compromiso constante de no poner a sus mejores jugadores en el once inicial. Japón es un equipo que se especializa en derribar precedentes este jueves, ya que sorprendentemente regresó a los octavos de final con una victoria por 2-1 sobre España. Eso, con ello, puede haberse puesto en el camino de Brasil.

Reducir la clasificación nipona al pase de Mitoma para el gol de Tanaka, comprobado tras el análisis del VAR desde diferentes ángulos, pasaría por alto las similitudes entre el guión de la victoria ante España y otro revés, la remontada ante Alemania. Introducción Y las actuaciones de Japón en esos dos partidos contra equipos ampliamente favorecidos.

Crystal Ball: vea las posibilidades de clasificación de cada equipo en la Copa del Mundo

Guía interactiva de la Copa del Mundo: Aprende todo sobre los 831 jugadores convocados para la Copa del Mundo

En ambos juegos, el entrenador Hajime Moriyasu apostó por comenzar el juego con una formación conservadora, aprovechando la oportunidad de cinco sustituciones, una de las características únicas de esta copa, para concentrar su talento ofensivo en la segunda fase. Con eso, aprovechó los momentos de mayor desgaste (y descuido) de la defensa rival para liquidar el partido en minutos. El primer y segundo gol de Japón en su primer partido contra Alemania estuvieron separados por ocho minutos. Contra España, fue con tres minutos de diferencia.

Japón nunca estuvo tentado de enfrentarse a España, al igual que nunca intentó jugar contra Alemania de igual a igual. Por eso, no cambió su postura inicial ante los españoles con cinco defensas y una delantera aislada, Maida, incluso con cabezazo de Morata en el minuto 11. Necesitando un gol en ese momento para clasificarse para los octavos de final, Japón siguió retrocediendo en defensa, lo que permitió a España tener el 82% del balón, el porcentaje que tenía al final del partido, el más alto jamás registrado por un equipo. En todos los Mundiales, según la consultora estadística Opta.

READ  Después de España, Irlanda y Noruega, el parlamento esloveno también reconoce a Palestina como Estado | el mundo

En el camino de regreso del descanso, el entrenador Moriyasu liberó a su equipo de la presión local con el centrocampista ofensivo Ritsu Tone y el delantero Mitoma reemplazando al lateral derecho Kubo y al lateral izquierdo Nagatomo con los mismos cambios que hizo contra Alemania. Los cambios crearon más ataque en los flancos, particularmente el joven Alex Balte, quien reemplazó al repuesto Jordi Alba en la izquierda, con Tone y el extremo Junya Eto’o seleccionados como extremos derechos contra España. En el primer gol japonés, Mitoma y Maeda forzaron un despeje del balón español, Balte fue desarmado por Ito y Tone, con estilo, superó al portero Unai Simon.

Midoma confió en la jugada hasta que Tone centró raso y se inclinó hacia el medio, encontrando al mediocampista Tanaka, momento en el que, haciendo una rara contribución de ataque, reapareció la carga de los lados para el segundo gol. .

Cuando España se dio cuenta ya era demasiado tarde: Japón volvió a tomar la tapa y, con su 17% de posesión, apostó a los balones largos al contragolpe y defendió el resultado. El veloz delantero Takuma Asano, que anotó el segundo gol contra Alemania, entró contra Maeda en la victoria de Japón por 2-1 sobre España. Aunque perdió la mayoría de sus peleas en el juego físico. Contra los alemanes, Asano usó un pase largo del defensor Itakura para hacer girar la red en la parte trasera de la defensa.

El guión del partido deja avisos para Brasil, que seguirá la receta de España y estrenará a todos los titulares ante Camerún este viernes a las 16:00 horas. El técnico español Luis Enrique se quedó sin al menos cuatro titulares ante Japón: el defensa Laporte, el lateral izquierdo Jordi Alba y los delanteros Ferran Torres y Marco Asensio. En la banda derecha, César Azpilicueta, que debutó ante Costa Rica, fue titular en lugar de Carvajal, que jugó ante Alemania.

READ  Periódico expone identidad de hija bastarda del rey emérito de España | Metrópolis

A pesar de que ya se clasificó para los octavos de final, Brasil no tiene garantizado el primer puesto de su grupo. Con un balance positivo de 6 puntos y tres goles, perderá el primer puesto ante Suiza, que se medirá este viernes a Serbia con 3 puntos y saldo cero.

Brasil se enfrentará a Japón en los cuartos de final si ambos equipos avanzan a los octavos de final si terminan primeros de grupo.

Hasta ahora, en tres partidos de la Copa, la estrategia de Japón solo ha fallado ante Costa Rica. En la derrota por 1-0, los japoneses intentaron seguir el mismo guión que en el resto del partido: Moriyasu quitó al lateral Nagatomo, siempre él, en el descanso, además del delantero Ueda, y sus principales nombres de ataque. comenzaron – – Mitoma, Asano, Junya Ito y el centrocampista ofensivo Minamino.- durante toda la segunda mitad.

Sin embargo, los costarricenses estaban atrapados en una línea de cinco defensores protegidos por otros cuatro mediocampistas, y no dejaban espacio para las penetraciones japonesas. Al final, salieron victoriosos gracias a un tiro sin pretensiones del extremo derecho Fuller y una contribución del portero japonés Konda. Fue un escenario diferente al que encontraron los japoneses contra Alemania y España, y si Japón supera a Croacia en los octavos de final, es poco probable que se repita en un choque contra grandes potencias como Brasil.