mayo 27, 2024

Dengue en Bosnia y Herzegovina: más de 1.000 casos confirmados en una semana – Gerais

Dengue en Bosnia y Herzegovina: más de 1.000 casos confirmados en una semana – Gerais

En una semana, 1.361 personas contrajeron dengue en Belo Horizonte. El dato fue divulgado por la secretaría municipal de salud el viernes (19/5) y representa un crecimiento del 37,8%. Hasta esta semana ya se han confirmado 4.957 casos de la enfermedad y se investigan otros 14.528 hallazgos.

Para ampliar la atención a niños y adultos, preferiblemente con síntomas de dengue, chikungunya o enfermedades respiratorias, este sábado (20/5), cinco centros de salud en Bosnia y Herzegovina abrirán de 7 am a 6 pm. Las unidades operarán en los barrios Flávio Marques Lisboa, São Paulo, Aarão Reis, Santa Terezinha y Rio Branco el sábado. El domingo, solo permanecerá abierta la unidad Rio Branco.

Además de abrir seis centros de salud, las áreas metropolitanas de la capital mantienen su funcionamiento normal durante el fin de semana, con atención las 24 horas al público en general.

En abril, el departamento de salud municipal confirmó una tercera muerte por contaminación del virus. En la capital se han confirmado dos muertes más por el virus. Aunque no se proporcionó información sobre los pacientes, el municipio de Belo Horizonte informó que todos ellos sí padecían otras enfermedades que «contribuían a las complicaciones».

epidemia periódica

El virus del dengue actúa en ciclos, es decir, cada tres o cuatro años hay un aumento y disminución del número de contagios. Cuando analizamos los datos de Bosnia y Herzegovina, hace tres años, en 2020, había 3147. En 2019, llegó a 15.491 personas infectadas, solo hasta la tercera semana de mayo.

Este patrón se ha repetido desde 2010, el primer año de registros de PBH disponibles para consulta gratuita. En 2016, hasta mayo, hubo 67.102 casos. Dos años antes – en 2013 – 24.980. En 2010, el número de casos de infección fue de 21.823. Además, durante los períodos epidémicos, hasta el quinto mes del año, los casos no superaban los 3.000 casos, con excepción de 2011, cuando se registraron 4.857 contagios.

READ  El Director de la Organización Mundial de la Salud considera "inevitable" una nueva pandemia

Según el profesor de Virología de la UFMG y presidente de la Sociedad Brasileña de Virología, Flávio da Fonseca, aunque «aterradores», los investigadores esperan epidemias de dengue, al menos mientras no exista una vacuna universal contra la enfermedad. Se informa que se vienen presentando periodos endémicos fluctuantes desde que se registró el primer caso en el país en 1980.

Por eso, al igual que sucedió en Pedro Leopoldo, otras ciudades también están sujetas a decisiones de emergencia sanitaria a raíz de la enfermedad. Por lo general, explica Fonseca, se toman medidas cuando el sistema de salud de un municipio o estado está sobrecargado y no puede manejar la cantidad de pacientes. Sin embargo, se pueden «esperar» epidemias y las ciudades pueden estar preparadas para hacer frente a los infectados, sin hacinamiento.

“Aunque da miedo, el dengue tiene esta cualidad, y como no tenemos una vacuna de uso generalizado, ningún medicamento contra el dengue, la única forma de combate intenso es el control de vectores, que sabemos que es muy ineficaz. A lidiar con el Aedes aegypti porque se esparce por todos lados, y es muy difícil combatir el vector porque se adapta bien al medio urbano”, dice la especialista.

fiebre del dengue 3

Un estudio realizado la semana pasada por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) indicó un rebrote del virus del dengue serotipo 3 en el país. El tipo de virus no provoca epidemias desde hace más de 15 años, lo que da la voz de alarma sobre el riesgo de una nueva epidemia de la enfermedad provocada por el serotipo vírico, considerado uno de los más peligrosos causantes de contagio.

READ  ¿Puedo tomar dos dosis el mismo día?

Según el profesor de Virología de la UFMG y presidente de la Sociedad Brasileña de Virología, Flávio da Fonseca, el dengue tipo 3 estaba «oculto», es decir, se había propagado pero infectado solo a unas pocas personas. Explica que la «emergencia» se da por la vulnerabilidad de la población al virus, considerando que la última epidemia del serotipo ocurrió en 2003.

Este patrón de volatilidad es esperado y no es una sorpresa. Epidemiológicamente, ya se sabe que los serotipos 2 y 3 suelen estar asociados a cursos más graves de la enfermedad. Mientras que el dengue 1 y 4 están asociados con ciclos de enfermedad más leves”, dice.

Además, Fonseca asegura que el virus del dengue tiene otra «complejidad» que se contamina fácilmente. Cuando una persona tiene un tipo, por ejemplo dengue 1, si el serotipo es diferente en proceso de recontaminación, aun teniendo anticuerpos contra el virus, los síntomas pueden ser severos. Si el serotipo se vuelve a contaminar, los síntomas serán débiles o inexistentes. “Es un fenómeno inmunológico que ocurre”.