julio 20, 2024

‘Dejen el oro en la tierra’: Conozca a los guardabosques que se movilizan contra la minería ilegal en el Amazonas |  Comunidad

‘Dejen el oro en la tierra’: Conozca a los guardabosques que se movilizan contra la minería ilegal en el Amazonas | Comunidad

Con pequeñas lanzas cubiertas con amuletos hechos de palmeras negras, teléfonos cartográficos SIG, walkie-talkies y uniformes negros y verdes, los Ai Kofan parecen mezclarse con el bosque mientras caminan silenciosamente por el camino que atraviesa su tierra.

Llamándose a sí mismos “Guardia Indígena”, el grupo de 27 miembros patrulla un área de 630 kilómetros cuadrados, que se extiende desde más de 2.500 metros sobre el nivel del mar, en las estribaciones de los Andes, hasta la selva amazónica. Un informe de The Guardian narra.

Buscan mineros de aluvión que están invadiendo sus tierras con maquinaria pesada y destruyendo las riberas de su río sagrado, el Río Aguarico. La alta demanda empujó el precio global de la onza de oro -la unidad de peso Troy utilizada para pesar los metales preciosos, equivalente a 31,10349 gramos- a unos 1.950 dólares (unos 9.400 reales brasileños), y el valor no ha caído por debajo de esa cifra. 1.500 dólares (alrededor de R$ 7.200) desde el inicio de la pandemia de Covid.

La búsqueda del metal precioso se ha extendido hasta lo más profundo de la selva amazónica de Ecuador. Según un informe de la Organización de Estados Americanos, la minería ilegal y las exportaciones de oro han aumentado marcadamente en Ecuador en los últimos años, “debido a múltiples factores, incluidos los altos niveles de empleo informal y pobreza, la presencia de depósitos minerales en áreas remotas y la presencia de redes mineras ilegales”. Legal en los vecinos Colombia y Perú.

«La corrupción de los funcionarios públicos, especialmente a nivel local, y la insuficiente presencia gubernamental en las zonas mineras también contribuyen a la actividad minera ilegal de oro», añadió la OEA.

READ  Quién es el diputado "ex-gay" que levantó la Biblia en la toma de posesión de Lula

En ausencia de supervisión gubernamental, la comunidad Ai Kofan de Senangwe, una comunidad de 300 personas que se ganan la vida con la caza, la pesca y la agricultura, decidió oponerse a la minería en su rincón de la prístina Amazonía. Ahora protegen sus tierras ancestrales, cerca de la frontera con Colombia en el departamento de Sucumbíos, en el norte de Ecuador, según sus propias leyes.

Como en otras partes del Amazonas, un auge devastador de la minería ilegal de oro está destruyendo áreas de selva tropical y envenenando los ecosistemas con mercurio, una neurotoxina que se usa para unirse con el oro para formar una amalgama (el oro luego se extrae evaporando el mercurio).

Los sedimentos arrastrados a los cursos de agua a través de la minería también son responsables de la contaminación de 35.000 kilómetros de ríos tropicales en todo el mundo, según un estudio publicado en la revista científica Nature en agosto.