mayo 20, 2024

¿Comer los mismos alimentos todos los días es perjudicial para la salud?  ¡pagando!

¿Comer los mismos alimentos todos los días es perjudicial para la salud? ¡pagando!

Nada es más brasileño que despertarse con bagels y una taza de café por la mañana. Y arroz, frijoles y tomates para el almuerzo, ¿verdad? Este sabor es muy familiar y no te puedes equivocar. Pero, ¿comer la misma comida todos los días no es malo para la salud?

Sin embargo, antes de continuar, es importante destacar que este contenido tiene en cuenta el escenario de la población que tiene la menor probabilidad de realizar elecciones alimentarias diversas. El escenario nacional de inseguridad alimentaria no es ignorado en este sentido.

De todos modos, cualquiera que haya ido a un nutricionista en algún momento recuerda llegar a casa con una lista de su rutina alimentaria y una lista con muchas opciones para cambiar las porciones. Esto no es accidental.

Aunque es muy conveniente comer lo que sabes que es más fácil por tu gusto, puede ser peligroso para la salud de los alimentos. Para entender esto, debemos retroceder miles de años, cuando los humanos aún eran nómadas y subsistían de lo que encontraban y de lo que la naturaleza producía cada temporada.

La revolución agrícola que atravesó la humanidad en la prehistoria fue fundamental para que dejáramos los nómadas y tuviéramos una existencia más asentada. Pero el impacto de esto en nuestra dieta, para un organismo acostumbrado a la variedad de estaciones, es algo que nuestro cuerpo todavía puede sentir hoy.

Sobre todo, por la alimentación homogénea a la que la industria somete a la población residente en los grandes núcleos urbanos. Entendamos mejor esto.

Los peligros de la estandarización alimentaria en la naturaleza

Eat to Extinction fue escrito por Dan Saladino. En él, el autor nos provoca a reflexionar que los alimentos son más que simples fuentes de nutrición, pues son historias de innovación y supervivencia mejoradas por cientos de generaciones. Estos alimentos influyen en la identidad y cultura de la población que los consume.

READ  Un estudio dice que la acupuntura auricular puede ayudar a combatir la depresión

Por ello, advierte que muchos alimentos están en riesgo de extinción debido al actual sistema intensivo y estandarizado de producción de alimentos. Por lo tanto, esto contribuye a la destrucción del planeta.

Saladino cita a la famosa bióloga estadounidense Rachel Carson, quien en el libro “Primavera Silenciosa” advirtió contra el uso de pesticidas. Lo importante que señaló es cómo todos los puntos y factores de la naturaleza están interconectados.

Carson enfatiza la necesidad de todas las complejidades de la naturaleza y el problema de la acción humana en un intento por simplificar y unificar la diversidad y los procesos dentro del sistema natural.

Sobre todo porque la dieta homogeneizadora, aquella en la que comes todos los días los mismos alimentos, tiene un coste muy elevado. Además, genera muchas emisiones de gases de efecto invernadero que inciden directamente en el cambio climático.

Saladino también habla de los cambios en la agricultura a lo largo del siglo XX, con el aumento de los fertilizantes sintéticos y la implantación de monocultivos extensivos. Por lo tanto, no es necesariamente una decisión del consumidor, sino una decisión de la industria para reducir el suministro de biodiversidad.

Por lo tanto, estos sistemas agotan el suelo y los acuíferos y contaminan lagos y ríos. Incluso los defensores de la revolución verde, como Norman Borlaug, reconocen este efecto y afirman que es necesario idear nuevas estrategias de producción.

En este momento, las grandes mentes de la agricultura y la ciencia están comprometidas con el desarrollo de sistemas de producción de alimentos que sean compatibles con la naturaleza, en beneficio de la salud humana y del planeta.

READ  Reconocer las señales que indican que la mente necesita descanso

Entonces, ¿comer la misma comida todos los días es malo para la salud?

Pero, ¿cuál es el problema de comer la misma comida todos los días? Fabricio Ribera, nutricionista de la Asociación Brasileña para el Estudio de la Obesidad y el Síndrome Metabólico (Abeso), explica:

“Cuando consumimos todos los días los mismos alimentos, no estamos aportando a nuestro organismo la variedad de nutrientes que son necesarios para el sano y correcto funcionamiento de nuestro organismo”.

Según un nutricionista, la estandarización de los alimentos es un riesgo por su baja calidad nutricional. Da el siguiente ejemplo:

«Si comes pollo todos los días para el almuerzo o la cena, probablemente no obtendrás todos los beneficios de los omega-3 en tu cuerpo, porque solo los pescados grasos son la fuente de los ácidos grasos».

De esta forma, en la medida de lo posible y de lo que esté disponible, lo mejor es poder variar la elección de alimentos en las comidas de cada día. Por lo tanto, tiene la garantía de comer todo tipo de nutrientes.

Algo que puede ayudar en este proceso es preferir elegir alimentos típicos de tu región y según la temporada en la que estén más disponibles. Por ejemplo, los mangos son más abundantes entre diciembre y febrero.