octubre 7, 2022

Morelos Habla

España en España es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Christina Kirchner dice que su orden de captura es persecución política | Globalismo

vicepresidente Argentina Cristina Kirchner El martes (23) dijo que la solicitud de 12 años de prisión en su contra equivale a una persecución judicial para alejarla de la política.

El Ministerio Público exigió que Cristina sea recluida 12 años e incapacidad política permanente. La fiscalía la acusa de participar en un esquema de malversación de dinero público en el que un empresario celebró contratos con el estado y le transfirió parte de los fondos (ver más abajo).

Fiscales argentinos buscan condena de 12 años de prisión contra la vicepresidenta Cristina Kirchner

Christina, una abogada de 69 años que fue Senadora, Primera Dama, Presidenta y ahora Vicepresidenta Argentinaniega las acusaciones de corrupción. ArgentinaEl Vicepresidente es también el Presidente del Senado).

El Ministerio Público imputó al expresidente, junto a otras 12 personas, por los delitos de formación de bandas delictivas y odio administrativo.

Durante el discurso, cientos de simpatizantes se concentraron frente a su casa en Buenos Aires y luego frente al Congreso. “No es un juicio contra mí, es un juicio contra el peronismo y los gobiernos nacional y popular”, dijo.

La vicepresidenta, que tiene competencia especial por la competencia de su cargo, solicitó este martes ampliar su declaración inicial, pero la solicitud fue rechazada por el tribunal, que consideró que esa etapa ya había concluido y que podría hacerlo. asi que. presentar sus argumentos en los alegatos de defensa, a partir del 5 de septiembre.

“Quieren venganza y disciplinar a la clase política para que nadie se atreva a hacer lo mismo otra vez”, dijo Kirchner.

Al final de su discurso, Kirchner apareció en el balcón del Congreso para saludar a los manifestantes que esperaban.

Además de estas manifestaciones de apoyo, la vicepresidenta recibió la solidaridad de algunos líderes de izquierda de la región, como el expresidente boliviano Evo Morales y la brasileña Dilma Rousseff.

Expreso mi solidaridad incondicional con el Vicepresidente de la República Argentina y el Presidente del Senado de este hermano país”, escribió Dilma en su cuenta de Twitter.

Los delitos de los que se acusa a Christina ocurrieron de 2003 a 2007, cuando Néstor Kirchner era presidente, y de 2007 a 2015, cuando ella era presidenta.

Según los fiscales, ella era líder de una asociación criminal y dirigía una trama para que un empresario llamado Lázaro Báez obtuviera contratos para realizar obras públicas en el condado de Santa Cruz (bastión político de Kirchner). Parte del dinero ganado por Bayes, según el Ministerio Público, fue devuelto a la familia Kirchner.

El Ministerio Público estimó en mil millones de dólares la cantidad que el Estado habría malversado.

Ella todavía está respondiendo a otras cinco demandas.

Mira los videos más vistos en g1