mayo 16, 2022

Morelos Habla

España en España es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Aquí hay algunas formas de tratar el trastorno de pánico.

El trastorno de pánico, también conocido como trastorno de pánico, está asociado con una condición en la que una persona tiene varios ataques de ansiedad al mismo tiempo. Estos episodios suelen ir acompañados de un sentimiento de miedo y desesperación y afectan a alrededor del 1,6% de la población mundial. ¿Quieres saber más sobre este trastorno? ¡Sigue el texto!

Ver más en: ¿Cuáles son los derechos de los trabajadores con síndrome de pánico?

trastorno de pánico

El trastorno de pánico es una enfermedad que afecta a muchas personas en todo el mundo. Los hábitos de vida de hombres y mujeres pueden verse comprometidos cuando se presenta este cuadro.

Por lo general, los ataques de pánico vienen acompañados de episodios intensos de ansiedad y miedo intenso a algo que no es realmente peligroso, pero que puede provocar reacciones peligrosas en estas personas. Dura alrededor de 10 minutos e incluso en ese corto período, las personas pueden sentir ganas de morir y perder el control.

Los ataques de pánico tienen síntomas como sudores fríos, mareos, náuseas, dificultad para respirar, dolor de cabeza y mareos, y pueden aparecer a cualquier edad.

Tratamiento

Las mujeres son las más afectadas, debido a su fragilidad con las emociones y los cambios hormonales, pero los hombres también pueden verse afectados por este trastorno. Además, las causas pueden estar relacionadas con factores biológicos, psicológicos y hábitos de vida poco saludables.

Los tratamientos pueden variar desde la psicoterapia hasta el uso de medicamentos. El seguimiento profesional es muy importante para afrontar y evitar estas situaciones.

También es posible adoptar algunos hábitos para manejar las crisis, como practicar yoga, técnicas de respiración, aromaterapia y pilates. La aromaterapia consiste, por ejemplo, en utilizar aceites esenciales durante la ducha y en el difusor. Los aceites más adecuados para este tratamiento son el cedro, la lavanda, la albahaca y el ylang-ylang, que tienen propiedades sedantes y antidepresivas, proporcionando así relajación muscular y control del ritmo cardíaco.

READ  La epidemia hizo que las operaciones de várices por el SUS disminuyeran un 69% en el país