febrero 26, 2024

5 prácticas prohibidas en la cocina que ponen en riesgo tu salud

5 prácticas prohibidas en la cocina que ponen en riesgo tu salud

Probablemente tomes algunas precauciones al utilizar la cocina, pero hay prácticas que pasan desapercibidas y muchas veces son perjudiciales para tu salud. En este caso, el uso de determinados materiales y la falta de medidas higiénicas crean problemas.

Ver también: No hay escasez de empleo: 10 áreas más fáciles para encontrar trabajo

Además de hacer el ambiente menos confortable, debido al olor desagradable, la acumulación de bacterias y otras condiciones, existe una tendencia a las infecciones. Así que no descuides tu salud y empieza a identificar posibles errores.

¡No cometas más errores! Descubre qué prácticas son inaceptables en cualquier cocina

  • Utiliza elementos de madera

En primer lugar, una práctica que conviene eliminar en la cocina es el uso de elementos de madera, como tablas de cortar, cucharas, cuchillos y rodillos. Esta recomendación se refiere a la absorción de humedad, lo que ayuda a la reproducción de microorganismos. Además, la madera tiende a aflojarse gradualmente, lo que dificulta la limpieza de las herramientas.

Otra práctica que conduce a la inseguridad alimentaria es limpiar la carne, el pollo, el pescado y los huevos con agua corriente. Recuerda que el lavado no elimina las impurezas, solo las esparce por el fregadero. Por tanto, deje que la temperatura del fuego mate los microorganismos asociados al envenenamiento.

  • Mantenga los productos lácteos fuera del frigorífico.

En tercer lugar, es necesario prestar atención a olvidar los productos lácteos fuera del frigorífico, como la leche, el queso, el yogur y la mantequilla. Como hemos comentado, al exponerse se pierden propiedades importantes: sabor, aroma y textura. Por otro lado, también acelera el proceso de descomposición.

  • No limpie ni cambie la esponja.
READ  Anuncio de contrato de cooperación con UNAMID para servicios de anestesia - 08/05/2022 - Noticias

Vale la pena señalar que una esponja puede acumular residuos de alimentos, grasas, humedad y bacterias, convirtiéndose en una fuente de virus y bacterias. Dado que pierde su eficacia rápidamente, es necesario cambiarlo semanalmente.

Finalmente, la basura es el lugar donde se depositan los residuos orgánicos e inorgánicos. Por lo tanto, al dejarlo abierto durante unos minutos aparecen insectos, roedores y otros animales, que pueden transmitir enfermedades y causar daños a la cocina. Así que invierte en un recipiente hermético y cambia la bolsa todos los días.