Inicio Sin categoría Emprendedor Es Ni preparación, ni plan ni objetivo

Ni preparación, ni plan ni objetivo

34
0

La semana pasada, las redes sociales se inundaron de opiniones a favor y en contra de un video que Marcela Aguirre (La Mars) subió a su cuenta personal de Facebook. En el video, la chica de 16 años plantea que tomó la decisión “consciente” de abandonar la preparatoria para ir en pos de sus sueños.

Hubo quienes apoyaron la idea de la chica con el argumento de que requiere un gran valor y una gran determinación tomar una decisión de esa magnitud para perseguir un fin tan noble y elevado como la consecución de los sueños personales. Por otro lado, hubo quienes tacharon la idea de una locura, aludiendo a la falta de experiencia en la vida de Marcela, aunado a la consideración de que la educación formal de nivel básico es una herramienta fundamental e imprescindible para poder manejarse por la vida.

Personalmente, considero que, como en toda controversia que se precie de serlo, ambas partes tienen su porción de razón y de equivocación, sin embargo, ante el planteamiento de La Mars, yo no pude esconder el sobresalto estomacal que me produjeron sus afirmaciones (quienes me siguen en redes lo saben bien). Para mí, el asunto va más allá del valor de salir a alcanzar los sueños personales, que, como todos lo que lo hayan hecho saben, de verdad exige su cuota de entereza y sacrificio. También va más allá de la crítica que se gestó en torno a la educación formal y al sistema educativo, mismos que ciertamente requieren una revisión y actualización genuinas.

El punto relevante para mí fue que, en ningún momento, Marcela compartió en una forma precisa cuál era su sueño y cuáles eran los pasos o acciones que planeaba tomar para alcanzarlo, y eso fue lo que encendió un foco rojo en mi radar de emprendedor; y es que, sin preparación, sin un plan robusto y sin un objetivo, realmente hay muy pocas expectativas de éxito, y no solo para Marcela sino, en general, para cualquiera que se proponga iniciar un proyecto de vida con esas prerrogativas.

Entonces, para evitar sobresaltos y pérdidas de tiempo, les comparto el modelo SMART para establecer objetivos. SMART (inteligente) es un acrónimo en inglés para Specific (específico), Measurable (medible), Achievable (alcanzable) y Time-Bound (con tiempo definido). Con esto, si establecen sus objetivos en una forma que sea específica, sin ambigüedades o ideas difusas; que también sea medible, es decir, que pueda evaluarse de alguna forma si se están cumpliendo los hitos o pasos intermedios para lograr el objetivo; que sea alcanzable, o sea, que no sea un objetivo irreal o excesivamente difícil de lograr; y que se propongan cumplir el objetivo en un tiempo establecido, van bien encaminados para lograr lo que se propongan. ¡Suerte!

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------