Inicio Sin categoría Emprendedor Es Familiares y amigos

Familiares y amigos

68
0

Sin duda, uno de los retos más importantes a los que se enfrenta cualquier emprendedor es el de encontrar personas que compartan su visión, su motivación y sus ideas pero, fundamentalmente, personas en las que pueda confiar.

Esto hace que muchos emprendedores vuelvan la mirada hacia sus familiares y amigos cercanos para encontrar el respaldo y el apoyo que necesitan; sin embargo, llevar a cabo un proyecto de negocio con éstos es un arma de doble filo y, considerando que 8 de cada 10 compañías mexicanas son empresas familiares, es un asunto que merece la pena considerar. Todos en algún momento hemos sabido de algún conflicto suscitado en una empresa familiar, ya sea porque las diferencias se vuelven irresolubles y la empresa se divide, o bien, porque alguien se queja por no estar recibiendo el reconocimiento o el respeto que considera que debería obtener.

En todo caso, el elemento común es un alto componente emocional en estos problemas que, en no pocos casos, terminan en crisis familiares. Sin embargo, hay algunas medidas que todo emprendedor puede tomar para evitar verse envuelto en dificultades con sus seres queridos, recordando siempre que lo primero son las relaciones y después vienen los negocios; es decir, no hay que arruinar lo importante por cuestiones meramente comerciales. Primero, considera las habilidades y los conocimientos de una persona antes de invitarla a formar parte de tu emprendimiento.

Generalmente, y especialmente para los nuevos emprendimientos, la capacidad que cada persona aporte es crucial para el buen desarrollo de una idea de negocios; considera que, con toda probabilidad, los miembros de tu primer equipo deberán cubrir varias funciones hasta que el emprendimiento se fortalezca lo suficiente para poder contratar personal para tareas específicas, así que, dejando de lado los afectos, entre mejor preparado, mejor. Segundo, mantén unas finanzas claras desde el inicio. Es común que, habiendo confianza, tus socios-familiares se tomen atribuciones con respecto a la caja chica. Esto, además de ser increíblemente detrimental para el negocio, con toda seguridad ocasionará disputas al momento de hacer las cuentas.

De ser posible, la recomendación es que haya una persona (y solo una) asignada al manejo de las entradas y salidas de capital, de esa forma, todos los dineros estarán etiquetados y habrá alguien responsable que pueda dar cuenta de cualquier disparidad. Por último, hay una clave fundamental para que un negocio familiar no colapse por cuestiones ajenas al negocio, y esta es: claridad. Debes establecer desde un comienzo y de la forma más clara posible las funciones, atribuciones y responsabilidades de cada quién.

Piénsalo, si cada quien sabe qué debe y puede hacer, y qué se espera de él o ella, será más difícil que alguien se extralimite o se desempeñe por debajo de lo anticipado. En este punto, redactar la definición de cada puesto puede ser de gran ayuda. Con lo anterior, y manteniendo bajo control tu ego de fundador, las cosas deberían funcionar en las primeras etapas de tu empresa familiar. ¡Suerte!

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------