Inicio Sin categoría Emprendedor Es Economía de guerra

Economía de guerra

100
0

Con la emoción de las vacaciones, la búsqueda de placer y aventuras, es muy común que terminemos gastando más de lo que teníamos presupuestado. Con el tiempo libre, solemos preferir lugares en los que estamos más expuestos a productos y servicios que ni siquiera sabíamos que queríamos; es decir, somos más vulnerables a sucumbir a nuestros antojos.

Con lo anterior, el regreso de las vacaciones es, para muchos, un verdadero calvario, especialmente cuando se gastó de más y/o cuando se gastó un dinero destinado a otras necesidades. Para evitar esto, les comparto unas recomendaciones para evitar problemas financieros graves al retorno de las vacaciones.

Primero y principal, es necesario hacer un estado de cuenta. Es fundamental saber cuánto dinero tenemos para poder administrarlo más adelante. Este estado de cuenta debe considerar el capital actual, los ingresos que se vayan a tener hasta el final del periodo, digamos, a fin de mes, y todos los gastos necesarios y obligaciones financieras.

Una vez que sabemos exactamente con cuánto dinero contamos y cuánto tenemos que pagar, se pueden dar tres situaciones, la primera es la formidable instancia en la que contamos con más capital del que necesitamos, ya sea porque se contaba con un ahorro o porque se hizo un buen trabajo administrando el dinero durante las vacaciones; el segundo caso es en el que tenemos justo lo que debemos. Esta no es una situación muy cómoda, especialmente si se presenta un imprevisto pero, en principio, parece que podríamos salir bien librados. La tercera es la peor situación que, como ya habrán adivinado, es cuando no nos alcanza para cubrir los gastos y, principalmente, las recomendaciones son para quienes se encuentran en esta situación.

Bien, ahora debemos “inventar” dinero. Un primer instinto puede ser el de pedir prestado, sin embargo, consideren que sus amigos o familiares también están gastados por las vacaciones y, además de incomodo, es probable que no los puedan ayudar; lo que sí se debe evitar a toda costa, es usar las tarjetas de crédito para salir del paso; en general, siempre se debe evitar usar tarjetas de crédito. La mejor estrategia es hacer un análisis y planificación del gasto, es decir, una estrategia de economía de guerra para reducir costos, poder asignar dinero a otras cosas y tener una recuperación más rápida.

Hagan una lista con todo lo que gastan, luego, vean cuáles de estos gastos son invariables (colegiatura, renta, etc.) y cuáles son variables y proclives de reducirse. Una vez hecha esa lista, piensen en lo que pueden reducir o sacrificar, teniendo siempre en mente que esta medida es temporal y que, con un poco de esfuerzo, volverán a su estilo de vida rápidamente. Piensen en comprar marcas más económicas, dejar o reducir el consumo de productos innecesarios, como refrescos y botanas, contemplen dejar algún hábito innecesario, como fumar, y sean muy vigilantes de los gastos hormiga, esto es, aquellos gastos pequeños pero frecuentes y que, en conjunto, terminan sumando cantidades considerables.

En resumen, hagan un estado de cuenta, eviten generar más deuda y desarrollen una estrategia de economía de guerra apropiada para su estilo de vida, y así todos tendrán un hermoso recuerdo de sus vacaciones, y sin resaca. ¡Suerte!

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------