Inicio Sin categoría Con SinSentido Consinsentido 29-Oct-2016

Consinsentido 29-Oct-2016

22
0

Mi vecino

A mi vecino no le importa si son las tres de la mañana del sábado o del lunes, pone música a todo volumen alegando que se encuentra en su casa y que, por tanto, puede hacer lo que le venga en gana.

A mi vecino poco le preocupa que la máxima velocidad para circular en la ciudad sea 60 kilómetros por hora, pagó por una camioneta varios cientos de miles de pesos y no piensa desaprovechar la capacidad instalada de su vehículo para correr muy por encima de lo permitido.

Mi vecino es contratista que realiza obras para el Ayuntamiento y el gobierno del Estado. No le importa dar un moche porque vender al gobierno le otorga ganancias extraordinarias, que se incrementan todavía más cuando consigue esos materiales de muy pobre calidad, pero baratos.

A mi vecino no le gusta pagar impuestos, por eso, los evade. Para no cumplir con sus obligaciones, encuentra siempre justificación en la corrupción −de la que forma parte activa−; la mala calidad de los servicios y obras públicas; lo pésimo de los políticos; etcétera.

Mi vecino está muy preocupado por el incremento de la violencia y la inseguridad en el país. Por eso se vino a vivir a un sector cerrado, habitado por “gente bien” −a la que muy frecuentemente no nos deja dormir, por cierto− similar a él en sus hábitos y costumbres. Con esa doble moral que no nos estorba porque ni siquiera somos capaces de notar.

De manera similar al presidente Peña, ninguno de nosotros nos levantamos pensando en cómo joder al prójimo… Pero lo jodemos. Al hacerlo, de paso, jodemos a nuestra ciudad y a nuestro país. Sin embargo, es verdad que todo eso pasa así: sin pensar.

Es ese profundo egoísmo que nos hace notar al otro, únicamente cuando interfiere en nuestro camino −cuando es él el que no nos deja dormir, por ejemplo−. Pero, que la mayor parte del tiempo ignoramos por completo, pasándole por encima y jodiéndolo sin pensar.

Por la relevancia del cargo que ocupa, las decisiones y acciones de Peña Nieto tienen mayor alcance para joder. Pero, la naturaleza de esos actos y medidas, no dista demasiado de las de mi vecino, las tuyas o las mías, cada vez que dejamos de contar al otro, y privilegiamos nuestros intereses por encima de lo que es bueno para todos.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------