Inicio Opinión Punto y Aparte Punto y aparte 21-dic-2016

Punto y aparte 21-dic-2016

69
0

* SANZ: EL CINISMO

Sin titubear y con la mayor desvergüenza, José Manuel Sanz Rivera, manejador del ex futbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo durante varios lustros, ha admitido que traerlo a Cuernavaca y convertirlo en presidente municipal ha sido el peor negocio de su vida. Esto es lo que muchos cuernavacenses queríamos escuchar, gentiles lectores: al español (dizque naturalizado mexicano) reconociendo que el arribo de Blanco a la capital morelense tuvo perniciosos dividendos al principio, aunque no fue una de las transacciones más exitosas y redituables a las cuales Sanz Rivera estaba acostumbrado antes de entrar al terreno de la política.

Efectivamente, todos sabemos que un contrato celebrado entre Cuauhtémoc Blanco y Sanz con el PSD-Morelos les dejó ganancias por siete millones de pesos, de los cuales una parte la utilizó el promotor deportivo para comprar -dicen los enterados del Ayuntamiento- una casa en el exclusivo condominio “Forest Hills”, situado en la avenida del Parque de la colonia Amatitlán. Le alcanzó para pagar alrededor de 3.5 millones de pesos poniendo el inmueble a nombre de su esposa. Con respecto a lo anterior, le fue muy bien al actual secretario técnico del Ayuntamiento quien, sin embargo, lamenta que ya no haya más negocios. Considera bajos los salarios municipales que Blanco y él perciben, en comparación con sus antiguas ganancias y expectativas. Es un cínico, pues.

Es aquí donde quiero retomar parte de un artículo escrito en agosto del presente año por David Faitelson, especialista en deportes: “Me parece irresponsable lo que ha hecho José Manuel Sanz, representante de Cuauhtémoc Blanco, si es él quien está detrás de esto. Y me parece penoso también que la política y los políticos se presten para abusar y para poner en riesgo a personajes populares como Blanco que no cuenta, de ninguna manera, con la preparación, la sagacidad y la experiencia para ocuparse de un puesto político. Blanco es una víctima de algunos sinvergüenzas que lo único que buscan es robarse el dinero a su nombre. Lo pueden hacer, como lo hacen muchos políticos en este México, pero no tienen derecho a exponer la vida de un personaje histórico para nuestro futbol y nuestro deporte. Cuauhtémoc Blanco se ha metido en la ‘cueva de lobo’”. Pues sí, estimado David. José Manuel Sanz fue el autor del berenjenal padecido no solo por el “Cuauh”, sino por toda la ciudadanía de Cuernavaca. Empero, el resto de los siete millones le cayó de maravilla al ex americanista y ex seleccionado nacional. Hoy gimen por no haber encontrado la mina de oro anhelada, aunque se especula que la dupla halló una fuente de riqueza: la recolección de basura y la introducción de drenaje en algunas colonias. Siempre he dicho que el mejor dinero para los funcionarios corruptos es el que va por debajo de la tierra.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------