Inicio Opinión Punto y Aparte Punto y Aparte 08-11-17

Punto y Aparte 08-11-17

0
0

CACIQUES DE RUTEROS

Alrededor de las 17:20 horas de ayer, el secretario de Movilidad y Transporte de Morelos, David Martínez, subió en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “En diálogo con líderes de Rutas Unidas (RU) y la Federación Auténtica del Transporte (FAT) analizamos la problemática del transporte en la zona metropolitana y buscamos juntos distintas soluciones”. El texto fue acompañado por dos fotografías en que aparecían Aurelio Carmona, presidente de RU, y Dagoberto Rivera Jaimes, dirigente de la FAT.

Es obvio inferir que el titular de la SMYT busca mantener la coexistencia pacífica con ambos líderes transporteriles, a fin de evitarle conflictos al gobernador Graco Ramírez y evitárselos él mismo, pues es de sobra conocido que Carmona y Rivera siempre recurren a los bloqueos y demás artimañas para hacerse escuchar, aunque en el pasado, con iguales acciones, lograron agenciarse concesiones y otras prebendas al margen legal, lo que no han conseguido con la actual administración. Así las cosas, deben simular que trabajan a favor de sus gremios, porque de lo contrario podrían ser destituidos como caciques en Rutas Unidas de Cuernavaca y la Federación Auténtica del Transporte.

David Martínez busca conseguir el objetivo de mantener quieto al gremio y simultáneamente aplicar la ley. El carácter afable del ex diputado local perredista se lo permite. Tiene el compromiso de ser firme ante la naturaleza corrupta de los permisionarios, a la vez de que los debe obligar a respetar el estado de derecho. Aquí lo deseable es que no se preste a ninguna treta de los eternos dirigentes de las dos principales organizaciones de ruteros, o tendría que pagar un altísimo costo. Todo se sabe en Morelos.

¿Quién es más cacique de los dos? Ni duda cabe: Dagoberto, quien se acostumbró a la buena vida, resultado de las canonjías que le concedieron, sobre todo, los gobernadores de la época panista: Sergio Estrada y Marco Adame. Aunque Carmona también asume actitudes contestatarias frente al gobierno estatal, es Rivera el de mayor radicalización. Sin embargo, esto no es nada nuevo, pues lo demostró en varias ocasiones durante los albores del sexenio estradista.

El 20 de agosto de 2001 se realizó una reunión presidida por Eduardo Becerra, entonces secretario de Gobierno, a la cual (entre otras personas) acudieron Rivera Jaimes y José Luis López Bustos, presidente de Rutas Unidas. A Becerra le llegó una tarjeta informativa donde leyó lo siguiente con relación al sempiterno presidente de la FAT: “Su organización controla 864 microbuses, y a los permisionarios se les considera de línea dura. Tienen presencia en Cuautla y Jojutla. Dagoberto Rivera Jaimes simpatiza con el Partido de la Revolución Democrática”. Años más tarde el tenebroso Dagoberto quiso ser diputado local por el sol azteca sin conseguirlo. Lo buscó de nuevo en 2012 con Graco, pero le pintaron violines. Tras aquello, y además porque le cerraron la llave en la SMYT, se tornó en enemigo del gobierno estatal. David Martínez lo sobrelleva sin otorgarle canonjías.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------