Inicio Opinión Punto y Aparte Punto y aparte 03-Oct-2016

Punto y aparte 03-Oct-2016

44
0

* PROTESTAS ESTÉRILES

Aunque la fecha marcada por la Constitución Política de Morelos para la entrega del informe del gobernador en turno es a más tardar el 15 de febrero de cada año, Graco Ramírez llevó a cabo este sábado un acto alusivo al IV Informe al cumplirse cuatro años de su entronización como mandatario morelense. Así lo hizo en años anteriores teniendo como escenario el Centro de Convenciones de Xochitepec (WTC), pero en esta ocasión ordenó un dispositivo de seguridad que evitó el sabotaje anunciado desde la semana pasada por líderes del autoproclamado Frente Amplio Morelense (FAM); los presidentes de Rutas Unidas de Cuernavaca y la Federación Auténtica del Transporte, y los pillos auspiciadores del grupo Antorcha Campesina. Ante lo ocurrido nadie puede llamarse sorprendido, pues Graco dispone de la fuerza pública para mantener el orden público y evitar la intromisión de los mismos de siempre en su evento. ¿Acaso pensaron los del FAM y antorchistas que iban a conseguir su objetivo?

Fue bloqueada la Autopista del Sol a la altura del WTC debido al arribo de vehículos adscritos a dichas agrupaciones transporteriles y autobuses provenientes de otras entidades federativas (verbigracia el Estado de México) destinados al traslado de antorchistas. Sin embargo, la policía colocó varios cordones de seguridad impidiendo el acceso de los manifestantes al escenario sobre el cual se desarrolló el acto en mención. Así las cosas y frente al riesgo que corren quienes son transportados para participar en este tipo de protestas y el daño colateral a los usuarios de tan importante carretera creo necesario preguntar: ¿No está resultando infructuoso el radicalismo de ruteros, antorchistas y politiqueros del Frente Amplio Morelense?

A pesar de las acciones radicales de los permisionarios, donde se incluyen los amparos interpuestos en contra de las reformas a la Ley del Transporte de Morelos que sustentan jurídicamente el nuevo Sistema de Transporte Masivo, el Morebús avanza hacia su consolidación. Los antorchistas no conseguirán recursos adicionales a los que ya recibieron del gobierno estatal, pues este grupo de presión no enraizará en Morelos como en otros estados donde ya es repudiado. Y los demás dirigentes del FAM, vinculados a la UAEM y quienes incitan a mantener su inútil plantón en la Plaza de Armas, vez tras vez han quedado en ridículo con respecto a la problemática financiera de la máxima casa de estudios morelense, encauzada hacia su solución por las secretarías de Educación Pública y de Gobernación. Ese plantón perdió su esencia y debe ser retirado, pues perturba la utilización del espacio público. No mencionaré a los lidercillos que desde hace casi cuatro años han pretendido defenestrar al gobernador, sin conseguirlo. Hoy van a todas para ver qué cachan.

Como no hay fecha que no se cumpla, ni plazo que no se venza, el mismo sábado se alcanzó el límite para la entrega de los proyectos de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos 2017 del gobierno morelense al Congreso local. Los secretarios de Gobierno y Hacienda del Estado, Matías Quiroz Medina y Jorge Michel Luna, respectivamente, acudieron al Palacio Legislativo para presentar el paquete financiero a la vice presidenta de la Mesa Directiva, Hortencia Figueroa Peralta. Su monto total es de 21 mil 516.4 millones de pesos y mantendrá como prioridades la inversión en educación, salud, seguridad y mercado interno.

El paquete confirma la preservación de programas prioritarios, entre ellos la Beca Salario, y Empresas de la Mujer Morelense, además de asegurar la autonomía financiera de la UAEM, el gasto social, el fortalecimiento a las actividades agropecuarias, la infraestructura hidráulica y la sustentabilidad. La propuesta económica refleja un crecimiento de un mil 24 millones, que representa un incremento del cinco por ciento global nominal, respecto al 2016. No se consideran nuevos impuestos, ni incrementos en las tarifas y tasas actuales. Las áreas con mayor crecimiento son la Fiscalía General del Estado con un 34.44 por ciento; Reinserción Social, 37.75 por ciento; Comisión Estatal de Seguridad Pública, 5.50 por ciento; Turismo, 46.52 por ciento; Desarrollo Social, 19.18 por ciento; Educación, 9.14 por ciento; Gasto de Capital, 114.27 por ciento; los poderes Legislativo, Judicial, los institutos auxiliares y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, 3.0 por ciento. Etcétera, etcétera. Conclusión: se acerca la danza anual de los millones.

Dentro de este contexto comentaré que el diputado federal panista Javier Bolaños reveló que el proyecto de Presupuesto de la Federación para 2017 viene en ceros en cuanto a los recursos de la Beca Salario. Ello no implica, sin embargo, que a final de cuentas para el próximo año ese beneficio ahora recibido por cerca de cien mil jóvenes morelenses vaya a desaparecer. El gobernador Graco Ramírez se refirió al asunto en el WTC, indicando que “hay quienes se regocijan ante la posibilidad de que la Beca Salario no disponga de recursos en el presupuesto federal, pero en Morelos lo vamos a sostener”. El mandatario hizo también un reconocimiento a la actividad desplegada en la Cámara de Diputados por la morelense Lucía Meza Guzmán para la conservación de partidas presupuestales destinadas al gasto social. El mismo Bolaños, durante su foro de análisis al informe presidencial, desarrollado el viernes pasado en el Museo de Arte Indígena de Cuernavaca, advirtió su intención de luchar porque continúe el beneficio para los estudiantes morelenses. A ver.

La Beca Salario ha sido para muchos jóvenes la diferencia entre abandonar la escuela o seguir estudiando y forjarse un mejor futuro. El beneficio los alcanza a ellos, a sus familias y se trasladará a sus seres queridos aún en el futuro. Me parece que la eventual cancelación de las becas ocasionaría protestas de los jóvenes morelenses y sus familiares. Hay quienes sostienen que la reciente marcha de la FEUM impactó el ánimo de los funcionarios de la Secretaría de Gobernación encabezada por el hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong, pero habría que imaginar un escenario posible si llegaran a manifestarse cien mil jóvenes afiliados a la Beca Salario y su parentela.

Parece ocioso, pero hay quienes quieren convertir en asunto capital la inexistencia de botes de basura en la recién remodelada Plaza de Armas. Que si se invirtió mucho dinero como para que no haya siquiera dónde depositar los desechos, que si la gente se debe llevar su basura a su casa, que si eso da mala imagen ante morelenses y visitantes, etcétera. Falta una voz prudente, capaz de explicar con manzanitas las razones de la decisión y la justifique, o bien que logre echarla abajo. Pero debe terminarse con esta disputa aparentemente menor e ingrata en medio de las polémicas actuales, donde más haría falta la energía hoy gastada en discusiones por personajes como la secretaria de Obras, Patricia Izquierdo, o el dirigente de los comerciantes del Centro Histórico, Eduardo Peimbert. A ver.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------