Inicio Opinión Punto y Aparte Los clérigos omnipotentes

Los clérigos omnipotentes

66
0

Ni duda cabe. La iglesia católica es manejada en México como un poder fáctico, es decir al margen de los cauces formales, sin coincidir necesariamente con las estructuras del Estado. Recurre a su predominio sobre numerosos sectores sociales para influir en la política, lo cual realiza de manera impune, quebrantando la esencia del artículo 130 constitucional. El hecho de estar constituido en un poder efectivo le permite agredir, criticar y resistir a las autoridades en cualesquiera de los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal). Desde tiempos ancestrales ha utilizado su capacidad de control para conseguir poder político.

Todo lo anterior se hizo patente el viernes anterior durante una entrevista concedida por Humberto Roque Villanueva, subsecretario de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob), al periodista Ciro Gómez Leyva, con respecto al encuentro convocado el pasado 15 de marzo en el restaurante “El Rincón del Bife” de Cuernavaca, por el obispo Ramón Castro, al cual asistieron 12 personajes vinculados a partidos políticos y donde todos acordaron crear un nuevo frente para atacar al gobernador Graco Ramírez. Entre otras acciones, determinaron organizar una nueva marcha el próximo 6 de mayo, dizque en demanda de mayor seguridad pública.

Desde mi particular punto de vista, Roque Villanueva no ha recibido línea “desde arriba” para proceder contra Castro, a pesar de que es evidente su quebranto al 130. El gobierno de Morelos interpuso una queja ante la instancia del ex líder nacional priísta, pero avanza a paso de tortuga, según se deduce de lo que dijo. Cheque usted la siguiente expresión: “Ya se inició la revisión a la denuncia del gobierno de Morelos por violaciones al 130 constitucional, pero no quiero prejuzgar sobre los elementos de prueba aportados por la parte denunciante, pues el 130 es muy sutil. Se le quitó (a ese precepto) la parte donde se criticaba al Estado, y se le cambió por oponerse (…) pero oponerse podría requerir una acción física, no una crítica verbal”.

Roque Villanueva señaló que tras haberse enterado sobre el encuentro en “El Rincón del Bife” habló con el obispo y le dijo que esta era la segunda vez en que se colocaba en el límite del 130. “Le ruego ser cuidadoso, porque esto nos puede llevar a una sanción”, dice que le dijo. Sin embargo, lo siguiente me hace dudar sobre alguna eventual penalidad de la Segob al prelado: “Las cosas de esta naturaleza llevan meses, pruebas, testigos, revalorar pruebas. Tomará meses la determinación”. Hasta aquí parte de lo declarado por el subsecretario de Asuntos Religiosos de la Segob federal.

Conclusión: no hay duda de que prevalecerá la impunidad y el clérigo seguirá pisoteando el estado de derecho cuando se le pegue la gana, a menos que las huestes de Osorio Chong y del propio Roque Villanueva decidan hacer valer la ley. Castro la ha vulnerado y por lo mismo debe ser castigado. A ver.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------