Inicio Opinión Punto y Aparte El Hándicap Morelos 2018

El Hándicap Morelos 2018

144
0

Dirán misa quienes asistieron ayer al desayuno convocado en el restaurante “Rincón del Bife” por el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro, respecto a la verdadera intencionalidad del encuentro, pero tiene vertientes ciento por ciento políticas, sobre un escenario en que dicho prelado quebrantó nuevamente la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. Le vale gorro ese ordenamiento, como también le vale a la Secretaría de Gobernación, cuyo delegado en Morelos, Gerardo Cubría Bernardi, más de una vez ha sido detectado dándole cuerda a varios de los personajes que compartieron el pan y la sal con el conflictivo clérigo, en el feudo de José Luis Gómez Borbolla, hoy por hoy entregado a la causa de Cuauhtémoc Blanco Bravo, alcalde de nuestra capital.

¿No hay un fondo político? Saquen ustedes sus propias conclusiones, gentiles lectores. A mí me parece que el obispo dio la voz de arranque al Hándicap Morelos 2018. Al convivio asistieron siete aspirantes a la gubernatura: Javier Bolaños Aguilar, diputado federal por el PAN; Alejandro Vera Jiménez, rector de la UAEM; Rabindranath Salazar, senador adherido a Morena; Víctor Caballero, diputado local del PAN; Matías Nazario Morales, diputado federal del PRI; Cuauhtémoc Blanco, alcalde de Cuernavaca, afiliado anteayer al Partido Encuentro Social (PES); y Gerardo Becerra Chávez Ita, dirigente de la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos, quien la semana pasada reveló su intención de buscar alguna candidatura independiente. También estuvieron Miguel Lucía Espejo, presidente del Comité Directivo Estatal de Morena; José Manuel Sanz Rivera, secretario técnico del ayuntamiento de Cuernavaca (pareja inseparable de Cuauhtémoc Blanco); y Dagoberto Rivera Jaimes, presidente de la Federación Auténtica del Transporte.

El cónclave, desarrollado en un establecimiento donde se da cita la crema y nata de la política morelense, tuvo el propósito de llamar la atención de los medios informativos, casualmente a cinco meses de que inicie el proceso electoral de 2018. Asimismo, los participantes buscaron la forma de volver a la escena pública, luego de que el Frente Amplio Morelense (FAM) fracasara en su intento de deponer al gobernador Graco Ramírez. Y finalmente intentan proyectar cohesión de cara a las recientes actividades del titular del Poder Ejecutivo con el carácter de presidente de la Conago. De nuevo recurren al golpeteo contra Graco, evidenciando el mismo revanchismo de los casi cuatro años pasados. Conclusión: el mentado desayuno del pederasta mayor de Morelos no pasará de lo mediático. Por cierto, ayer se aprobó la Reforma Política en el Congreso local, mientras Ramón Castro daba la bendición a sus gallos (creo que al final del día se inclinará por Matías Nazario, quien le consiguió 75 millones de pesos dizque para remodelar la Catedral de Cuernavaca).

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------