Inicio Opinión Punto y aparte 09-Ago-2016

Punto y aparte 09-Ago-2016

0
0

* POLITIQUEROS DESESPERADOS

Circula en las redes sociales un video donde Gerardo Becerra, vocero de la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos (CMMC), incita a la violencia y generar caos los días 16 y 17 de agosto, evidentemente como una maniobra más para desestabilizar al gobernador Graco Ramírez, lo cual no ha conseguido con anteriores movimientos de presión. Se le nota desesperado y con las claras características de un politiquero venido a menos, ello debido a que su causa resultó un fracaso y no consiguió la anhelada respuesta entre la ciudadanía, la cual continúa su cotidianeidad de manera normal, pues no existe ingobernabilidad en ninguna región de nuestra entidad. A huevo pretende atraer la atención del gobierno federal.

Asimismo, es importante subrayar que las presiones de Becerra y su grupo han sido sostenidas por las dos principales organizaciones de ruteros de nuestra entidad: la Federación Auténtica del Transporte (FAT), de Dagoberto Rivera, y Rutas Unidas de Cuernavaca (RU), de Aurelio Carmona, quienes desde hace casi tres años la traen en contra de Graco porque éste ha insistido en cambiar de manera radical el obsoleto sistema de transporte existente a lo largo y ancho morelense. Y una de sus propuestas, incorporadas mediante recientes reformas a la Ley del Transporte de Morelos, es el “Morebús” en Cuernavaca, proyecto no contemplado para Cuautla ni otros municipios de la Zona Sur.

Es evidente que Rivera y Carmona han buscado sacar raja del movimiento personalista de Becerra, y en tiempos recientes todos se sumaron a las protestas del rector Alejandro Vera, quien dizque defiende la autonomía universitaria, cuando no se ha llevado a cabo ningún proceso legislativo con ese objetivo, exceptuando la entrada de una iniciativa de reformas en materia de transparencia y rendición de cuentas de la UAEM, depositada en la Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso local. Es decir: tocante a la máxima casa de estudios no hay nada, pero el ex pastor evangélico Vera (se cree Iván Ilych) quiere hacer ruido y causar caos con fines electorales… siendo capaz de meter en un brete jurídico al cínico obispo Ramón Castro.

Pero, he aquí las preguntas que se hacen miles de usuarios amenazados por los ruteros, quienes están decididos a efectuar un paro del servicio el 16 de agosto (han comenzado a propalar esa versión por todos lados): ¿Podrán hacerlo de manera impune? ¿Qué dice la ley? La Ley de Transporte del Estado de Morelos señala lo siguiente con ese respecto, entre otras disposiciones: Artículo 9. Cuando se presenten circunstancias de caso fortuito o de fuerza mayor, que afecten el normal funcionamiento del Servicio de Transporte Público y Privado, la Secretaría (de Movilidad y Transporte) dictará las disposiciones que considere necesarias, para garantizar la prestación del servicio y resguardar la seguridad de la población en materia de transporte. Y el artículo 13 establece que son facultades del Gobernador Constitucional del Estado de Morelos “otorgar las autorizaciones temporales de prestación del Servicio de Transporte Público, cuando estos sean necesarios por causa emergente, exclusivamente durante el tiempo que dure la misma y tengan como único fin garantizar el servicio a la ciudadanía”, y “decretar la expropiación de dominio, servidumbre u ocupación temporal de los bienes que se requieran para la prestación del Servicio de Transporte Público”. Etcétera. Según la Ley no debe haber impunidad y sobre un escenario probable podría presentarse un conflicto semejante al de 1985, cuando el entonces gobernador Lauro Ortega decretó la extinción del antiguo “pulpo camionero” y abrió la expedición de nuevas concesiones para crear el “Frankenstein” en que hoy está convertido el transporte colectivo con itinerario fijo (rutas). A ver.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------