Inicio Opinión NOS FASCINAN LAS “CHELAS”

NOS FASCINAN LAS “CHELAS”

45
0

El consumo de bebidas alcohólicas representa para Morelos un grave problema de salud pública, siendo el factor que más contribuye a la pérdida de años de vida saludable.

Desde 2011 hasta 2016, la Encuesta Nacional de Adicciones elaborada por el sector salud federal ha sostenido que un promedio de 800 mil morelenses (el 40-45 por ciento de la población total) son “bebedores”.

A pesar de lo anterior, el ayuntamiento de Cuernavaca expidió entre 2016 y 2017 alrededor de 400 permisos para la venta de embriagantes; no obstante, la alta proliferación de negocios expendedores de cerveza, vinos y licores, así como los altos índices de consumo.

Conservadoramente existen en la capital morelense 8 mil 500 negociaciones de “giro rojo”, lo cual hace inferir que Cuernavaca es “La Meca del Vicio” en Morelos.

Sin embargo, el problema de la excesiva comercialización de bebidas alcohólicas no es privativo de la multicitada localidad, pues se repite a nivel estatal.

ELEVADA VENTA DE “CHELAS”

Aunque parezca increíble, cifras del Grupo Modelo (Modelo) y FEMSA-Cerveza (Cuauhtémoc-Moctezuma) indican que los mexicanos consumieron unos 31.8 millones de hectolitros de cerveza durante el segundo trimestre de 2016, lo cual significó un 5.2 por ciento sobre el total registrado en igual período de 2015.

De esa cantidad, alrededor de 52 millones de litros se expendieron en territorio morelense, donde la zona conurbada de Cuernavaca es la principal consumidora. El “disfrute” per cápita de cerveza en nuestra entidad es de alrededor de 62 litros anuales. Hay quienes indican que la cantidad podría alcanzar los 100 litros. Haga sus cálculos para que se sorprenda.

Lo anterior tiene estrecha relación con los frecuentes “borrachazos”, es decir los accidentes causados por ebrios al volante. Es en este contexto donde debería regir el programa de alcoholímetro propugnado por el gobernador Graco Ramírez, aprobado en marzo de 2015 por el Congreso local. Infortunadamente, por haber cientos de millones de pesos implícitos, a excepción de Jiutepec y Temixco el resto de municipios se ha hecho de la vista gorda.

El consumo de cerveza aumenta aproximadamente 4 por ciento cada año y con 45 por ciento de la población de Morelos con una edad menor a los 20 años, los productores de cerveza esperaban para 2017 un crecimiento continuo a medida que miles de consumidores potenciales llegan cada año a la edad legal para beber.

La cerveza es la bebida alcohólica preferida en términos de consumo registrado. Pero la Encuesta Nacional de Adicciones estima que 19 por ciento del total de consumo fue de bebidas producidas informalmente, tales como el aguardiente, el pulque y el alcohol de 96 grados prueba.

Estas cifras probablemente son bajas por dos razones: los participantes tienden a informar un menor nivel de consumo y la encuesta no incluyó áreas rurales (25 por ciento de la población). Las encuestas de frecuencia han indicado que el consumo de tales bebidas en áreas rurales es cuatro veces más común que en las áreas urbanas.

HOMBRES Y MUJERES ENFIESTADOS

Un 77 por ciento de los hombres y 57.5 de las mujeres de Morelos han consumido alcohol en los pasados dos años. De la muestra total, 23 por ciento había consumido cinco o más tragos en una sola ocasión; 74 por ciento informó haber usado alcohol, 65 por ciento informó haberlo usado en el pasado año, 24 por ciento había ingerido alcohol en los pasados 30 días y dos por ciento habían bebido cinco o más tragos en una sola ocasión al menos una vez a la semana.

En la Encuesta Nacional de Adicciones se encontró que 33 por ciento de los hombres y 27 por ciento de las mujeres habían probado el alcohol antes de los 18 años; 27 por ciento de los hombres y 18 por ciento de las mujeres en el pasado año y 12 por ciento de los hombres y 6 por ciento de las mujeres en el pasado mes. En el mismo grupo de edad, 3.6 por ciento de los hombres y 1.5 por ciento de las mujeres informó haber bebido en exceso, esto es definido como cinco o más tragos en una sola ocasión.

Un 11 por ciento de la población entre las edades de 12 a 18 años había probado nuevos tipos de alcohol que cada día se mercadean más entre los jóvenes y las mujeres, dos grupos que tradicionalmente han bebido menos que la población general. Estos productos incluyen los “coolers”, cocteles preparados y bebidas enlatadas que combinan el ron o el brandy y cola.

Las regiones que registraron una mayor prevalencia de consumo de alcohol superior al promedio nacional fueron las siguientes: Aguascalientes, Colima, Jalisco, Nayarit y Zacatecas en la zona occidental (78.3 por ciento); el DF en la zona centro (73.4 por ciento), y Morelos, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Puebla Querétaro y Tlaxcala, también en la región centro (casi 70 por ciento).

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------