Inicio Opinión Hasta la Cocina La vía del estrés

La vía del estrés

64
0

Para quienes no les queda sino transitar por el puente de Palmira, es agotador pensar que para regresar a su casa volverán a vivir el viacrucis que les significan horas atrapados sin remedio, entre el tránsito infernal y sin posibilidad alguna de escape.

En esas condiciones, saber que cada fecha que da la SCT para la terminación de la llamada vía exprés es un simple número de un calendario ficticio, comporta al estrés absoluto, además de una mentada… Parece un juego macabro el de las autoridades, que cada vez que se acerca la fecha de entrega de una obra interminable salen a decir que siempre no y se aventuran a dar otro día del calendario, ellos creyéndoselo y los ciudadanos resignándose, porque no tienen de otra más que fletarse las horas atrapados en el desastre que se ha convertido el paso del puente que se está reconstruyendo.

¿Cuál será el motivo real de que ninguna obra se termine dentro del plazo fijado? ¿Serán los ingenieros y arquitectos los causantes de esos retrasos, que desconozco si se dan en todo el mundo o es una particularidad mexicana? Sabemos de la impuntualidad de la gente del ramo de la construcción, que para edificar una casa siempre corren los plazos de entrega y de esa manera los costos nunca se atienen al presupuesto inicial, sino también se elevan, pero que eso ocurra con la obra pública y que, como en el caso del Paso Express, es el colmo de la falta de respeto a la ciudadanía. Por supuesto que sabemos de las dificultades que comporta una obra como esa vía, también que a cambio de las molestias el tránsito, cuando se termine, si es que eso ocurre algún día, el flujo vehicular habrá de aligerarse y por lo tanto que los ciudadanos nos beneficiaremos.

Pero no es ese el punto, sino el hecho de decir ligerezas tales como que la obra iba a estar para un mes, luego para el otro, luego para otro más y como coronación de esas fechas se insista en que estará terminada y a manera de burla sea el propio titular de la SCT quien anuncie lo con bombo y platillos, como lo hizo en días pasados en el Tianguis de Acapulco, que dijo que el Paso Express estará listo para el 1 de abril.

Y con esto, ya para qué meternos en los problemas que ha causado la pésima señalización, los accidentes inclusive mortales, en esa que durante mucho tiempo aún llevará el nombre “vía estrés”, como le puso una amiga que diariamente la recorre con sus hijas; las tres se sienten atrapadas y sin salida durante un par de horas, de ida y otras tantas de regreso, para un recorrido de la casa a la escuela, que normalmente no les llevaba más de 15 minutos.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------