Inicio Opinión Hasta la Cocina La Navidad y el árbol

La Navidad y el árbol

58
0

Presenciar el encendido de un árbol de Navidad, nos puede reconfortar, reconciliar, invadir de felicidad. No hay sino ver la satisfacción en los rostros ilusionados de niños y de muchos que no han dejado de ser niños o recuperan a ese niño interior que afortunadamente no nos abandona, en la contemplación de ese acto sencillo, pero emotivo, para comprobarlo.

Lo que simboliza el árbol en su verde colorido, su forma puntiaguda –vida y amor— con las luces que lo adornan, nos remiten a la nueva luz, a la esperanza de renovación y nada tan necesario y atinado en estos días como abrigar la esperanza de que todo puede mejorar. Inclusive la tradición de poner los regalos para los niños al pie del árbol, tiene ese profundo significado que nos recuerda que del árbol proceden todos los bienes.

De ahí la importancia del encendido de tantos gigantescos árboles de Navidad en las ciudades morelenses a mano del gobernador Graco Ramírez ante cientos de ciudadanos reunidos en la plaza principal de los poblados y el mensaje de permanecer unidos por Morelos y solidarios con las familias afectadas por el sismo de septiembre pasado. Sismo que el propio mandatario ha recordado que podría tratarse  de una señal que la madre tierra nos envió, y que conmovió, sacudió y afectó a los morelenses, destruyendo viviendas, hospitales, escuelas, monumentos…

El mensaje del ejecutivo de que “hoy estamos en plena reconstrucción… van a empezar a ver las escuelas nuevas, las casas de adobe y toda la recuperación de Morelos”; así como que la cercanía con la Navidad es momento para “pasarla mejor y animarnos”, tienen gran significado en los momentos que se viven, cuando hay cientos de damnificados urgidos de recuperar lo perdido a causa de esa tragedia que además, enlutó a muchos hogares. A eso se debe la asistencia del gobernador a esos eventos que dan la oportunidad de unir a las familias en proximidad a las fiestas decembrinas.

En Jojutla, Cuernavaca, Tlayacapan… En todas las plazas en que se da el encendido del árbol navideño, niños y niñas se arremolinan junto al mandatario a llevar la cuenta regresiva para enseguida apretar el botón mágico que hará aparecer las luces multicolores en un estallido de luz para adornar el árbol navideño.

Y claro, en todas partes la celebración se realiza con los villancicos interpretados por coros infantiles, la participación de los músicos y su capacidad de contagiar alegría, el corear de los cantos de niños y adultos, en tanto los pequeños se vuelcan en el disfrute de los aguinaldos que se les reparten. Son momentos que vale la pena vivirlos y disfrutarlos. Momentos que seguramente nos hacen reflexionar.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------