Inicio Opinión Hasta la Cocina Hasta la Cocina 22-09-17

Hasta la Cocina 22-09-17

63
0

UNIDAD POR MEXICO Y MORELOS

La afanosa búsqueda de personas entre los escombros como prioridad, con una coordinación a decir verdad admirable, es lo que se efectúa en las zonas siniestradas desde el martes pasado. Porque ya sabemos lo que ocurre en casos catastróficos: el afán de ayuda de quienes quieren salvar a los caídos en desgracia, puede convertirse en el caos cuando no es sistematizada.

Sin embargo ha prevalecido el orden y se ha logrado que las brigadas de socorristas, los muchos espontáneos urgidos de la necesidad de ayudar, el ejército y la marina, apresuren esa búsqueda incesante que se está dando en tantos lugares afectados por la terrible sacudida telúrica del martes pasado que en Morelos afligió a todos sus municipios, en algunos, de forma feroz y despiadada.

Son tragedias que sacan lo mejor de la gente que ha estado ayudando, aportando víveres, medicamentos, picos, palas, escaleras, instrumentos que puedan contribuir a esa búsqueda incesante de aquellos desafortunados que puedan haber quedado bajo los escombros y que se espera hallar con vida, por lo que hay que ganar tiempo. El tiempo es fatal en momentos como estos y no hay que perder ni un minuto, porque ese minuto podría ser de vida o muerte.

No perder ni un minuto, ni prestarse a estupideces, sean estas las de utilizar las redes para falsas alarmas, difusión de cábalas absurdas; mucho menos aprovecharse de la tragedia que está viviendo buena parte del país y en especial Morelos, para sacar raja, que ya ve usted que no falta el imbécil que se quiera beneficiar hasta en momentos como estos y lograr sus propósitos criticando y haciendo menos la labor de los demás.

Lo importante es que se ha mostrado una fuerte y gran unidad en estos momentos. Sociedad y gobierno están participando incansables todos, para aliviar una situación que no tiene solución pronta. La destrucción  provocada por el terremoto del pasado 19 requerirá de tiempo, mucho tiempo para sanearse y para desgracia de los que perdieron algún ser querido, eso habrá de marcarlos toda la vida.

Con todo ya se habla de reconstrucción. Ya nos ha dicho el propio gobernador Graco Ramírez en un sentido mensaje, que la fortaleza de los morelenses, los deseos de superar esta desgracia nos dará impulso para levantarnos de esos escombros que provocó el temblor.

Líneas arriba dije que estas son tragedias que sacan lo mejor de cada quien. Pero, fatalmente, también pueden sacar lo peor de cierta gente amargada, esos seres a quienes la envidia los corroe y quieren sacar ventajas para sí mismos valiéndose del dolor ajeno.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------