Inicio Opinión Hasta la Cocina Hasta la Cocina 02-10-17

Hasta la Cocina 02-10-17

0
0

PASO A PASO

A lo que sigue, después del daño y del fatal recuento de víctimas. Y lo que sigue es una minuciosa revisión de los inmuebles dañados, si ese daño es irreversible, o si acepta una reparación que permita volver a habitarlo.

No es tarea fácil y de nuevo requiere la participación de todos: sector público y privado y esa solidaridad que ha logrado la actividad de tantas y tantos cuyo granito de arena hicieron posible que las víctimas pudieran alimentarse, tuvieran con qué cubrirse de la lluvia y del frío, obtuvieran medicamentos, en fin que no les faltara lo estrictamente elemental en tanto pasaba la primera crisis, quizá por añadidura en espera de conocer la suerte o mala suerte de sus parientes que quedaron bajo los escombros tras la sacudida del  19 septiembre.

Matías Quiroz, secretario de gobierno, sin pérdida de tiempo tuvo reuniones con gente de los colegios de Ingenieros Civiles, Arquitectos, profesores y el Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE) en tareas de evaluación de daños de los inmuebles más afectados por el sismo, así como compartirles información del trabajo previo que ha realizado el gobierno estatal en coordinación con la Federación y los municipios.

La colaboración de ingenieros y arquitectos con el gobierno estatal es básica porque se quiere crear un nuevo modelo de construcción. Probablemente habrá que cambiar muchas cosas dada la experiencia que se tuvo durante el sismo pasado.

Primera de ellas que lo que creíamos de que Morelos resultaba inmune ante los terremotos, es un mito: ya vimos que puede afectar y de qué manera. La gente debió aprender que ante las brutales oscilaciones de la tierra, hay que ponerse a salvo como premisa. Después, que es peligrosísimo tratar de ingresar a una construcción cuarteada, porque se puede venir abajo y aplastarnos.

Y para que eso no  ocurra recordemos que aunque sea obviedad lo que decimos, las buenas construcciones no se caen cuando se calculó el riesgo sísmico, es decir cuando una casa, un edificio están hechas para resistir terremotos como el que nos afectó el pasado 19.

La de revisar minuciosamente todas las edificaciones y reforzarlas o modificarlas estructuralmente para asegurarse de su estabilidad en casos de sismo, es la tarea que les corresponde ahora a los ingenieros y arquitectos convocados por el secretario de gobierno.

Tarea que tomará el tiempo necesario, si bien todo se quisiera acelerar. Luego seguirá la reconstrucción. Es cosa de tiempo porque esto tiene que ir forzosamente paso a paso.

------------------------------------------------------ ---------------------------------------
Loading...
------------------------------------------------------ ---------------------------------------